Autor Tema: "No Homo"  (Leído 3028 veces)

Yuuki Hachiken

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 110
  • Actividad:
    0%
  • 00
  • Mod del chat y Escritor de Fics
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Firefox 53.0 Firefox 53.0
    • Ver Perfil
    • Pagina de Facebook (Autor)
"No Homo"
« : mayo 04, 2017, 09:28:07 pm »

Hola chicos... aqui les traigo un fanfic de South Park que me pidio EndouMamoru hace tiempo... originalmente seria un oneshot pero decidi dividirlo en 4 capitulos.

La condición es que fuera muy sucio asi que ante todo, pido disculpas por la obsenidad.  ;D

Yuuki Hachiken

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 110
  • Actividad:
    0%
  • 00
  • Mod del chat y Escritor de Fics
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Firefox 53.0 Firefox 53.0
    • Ver Perfil
    • Pagina de Facebook (Autor)
Capitulo 1: Si lo dices antes, no cuenta.
« Respuesta #1 : mayo 04, 2017, 09:36:26 pm »




Era un día normal en South Park, donde los mejores amigos de la escuela primaria de la ciudad pasaban la mañana del sábado jugando videojuegos mientras se alimentaban de comida chatarra en el sofá y hacían bromas de pedos.

- Stan, ¿no crees que debimos avisarle a Kenny? – Recordó suspicazmente el pelirrojo judío que había alguien más que le caía bien además de su mejor amigo y que obviamente no era el gordo de mierda.

Seguramente está muy ocupado haciendo cosas de pobres, como pedir latas golpeadas en supermercados o remendando ropa vieja. - Contestó sin más sin inmutarse por el comentario tan despectivo que hizo y solo dándole atención al videojuego.

- Jajaja si, seguro también debe estar apestando a mierda. - Añadió Kyle.

Duraron así un buen tiempo entre burlas, videojuegos y llenando sus estómagos hasta que Kyle tocó un tema que tomó por sorpresa a Stan.

- Oye Stan, ¿adivina que se le cayó al gordo culon el otro dia? - Susurro en voz baja pero lo suficiente para que su amigo entendiera.

- No tengo idea, seguro es alguna estupidez.

- Fue hace una semana, lo he mantenido en secreto porque estuve pensando si era buena idea o no enseñartelo.- Kyle recibió un codazo por parte de su amigo quien detuvo el juego para verlo con seriedad, si quería captar su atención seguro lo había logrado. - Vamos amigo, solo lo hice porque creí que te reirias.

- ¿Y eso que tiene de malo? - Stan solo se cruzó de brazos e inflo sus mejillas sin verle en señal de desaprobación.- Vamos hombre si te he confiado hasta donde he llegado con Wendy.

- ¿Vomitarle más veces encima? -De forma automática Stan le tomó del cuello pero antes de que pudiera hacer algo Kyle sonrió pícaramente. - Tranquilo solo bromeaba, quería hablarte de esto. - El pelirrojo le mostró su teléfono, el cual tenía un vídeo donde aparecía la madre de Cartman, no se necesitaba ser un genio para deducir que era una porno.

- Santo cielos, ¿es lo que creo que es?

- Sí, aunque es algo distinto.

- ¿Más raro que el vídeo grabado de cuando tuvo sexo con el equipo de fútbol americano entero? - Pregunto incrédulo Stan.

- Ese sí que fue bueno pero no, esto es más singular, de hecho creo que podríamos llegar a hacer algo así. - Kyle invitó a Stan a subir a su habitación, no era la primera vez que ambos veían algo sucio e incluso habían llegado a masturbarse juntos, se tenían demasiada confianza pero no sabía el secreto del judío.

Pasaron con prisa a la habitación de Kyle donde no tardaron en desvestirse no sin antes ponerle seguro a la puerta, a pesar de que los demás miembros de la familia no estaban, sabían que no estaba de más asegurarse de que nadie los descubriera.

Kyle miraba de reojo la figura de su amigo, quien solo mantenía consigo su peculiar sombrero al igual que el, a pesar de que tenía interés por su cuerpo jamás dejaba señales de que su amigo le interesaba más allá de la persona con la cual podía masturbarse pretendiendo que el centro de atención era el vídeo, pero no para él, realmente lo que le ponía y llamaba su atención, siempre era su amigo, Stan, aunque en si cualquier chico de cabello negro le hacía sentir algo de morbo, pero su mejor amigo tenía algo que lo hacía fruto de su deseo.

- ¿Quieres reproducir el video de una vez? - Se quejó Stan quien estaba sentado a su lado mientras levantaba una ceja al ver cómo su amigo le veía, sin sospechar el porqué.

- Ah sí disculpa. - Una vez que empezó el vídeo, dió inicio también el plan de Kyle.

El vídeo empezó como usualmente, la zorra de la madre de Cartman le hablaba sucio a dos hombres mientras hacia lo usual, darles sexo oral, anal y penetración doble, pero… de la nada, los dos hombres comenzaron a dejar de lado a la desgastada mujer y empezaron a besarse.

- Amigo qué demonios es esto… - Stan ya llevaba un rato masturbándose sin quitar su mirada de la pantalla.

- Tranquilo, todo está bien. - Kyle decidió coger valor para acercarse más a Stan quien le miraba extrañado. - Se siente mejor si alguien hace esto ti. - el pelirrojo tomó el pene de su amigo y comenzó a tocar su punta con los dedos.

Kyle se esperaba en cualquier momento un golpe en la cara por parte de su amigo, de por sí ya sabía lo difícil que fue para él aceptar que su perro era gay y el hacer esto no era para nada varonil, pero de la nada el de cabello negro comenzó a gemir y dejó de centrar su atención en el explícito video.

- Kyle… - para la sorpresa del judío, Stan alcanzó torpemente su erección y empezó a hacer lo mismo como si le devolviera el favor. - Tienes razón esto se siente muy bien.  - Añadió mientras jadeaba cada vez más.

Esto estaba saliendo mejor de lo que planeaba, pero cuando Kyle intento acercarse al pene de su amigo, este le apartaba y no pasó mucho hasta que se vino.

Como un rayo y de manera automática, Stan se vistió rápido no sin antes usar un pañuelo para limpiar su mano y pene, después hizo bolita el pañuelo y logró encestarlo sin mirar en la cubeta de basura de Kyle, antes de que el pelirrojo pudiera decirle algo su amigo se giró a verlo como si no hubiera pasado mientras sonreía.

Fue genial amigo pero ya creo que es hora de que me marché. - Stan se acercó a la puerta pero Kyle le detuvo todavía desnudo.

- Oye, yo no he acabado. - Ciertamente, Kyle seguí a tope y tenía una clara erección.

- Ah… todo lo que pasó, fue claramente “no homo”, ¿verdad? - El judío simplemente se quedó congelado ante lo cabeza dura que podía ser su amigo, quien lo apartó un poco y antes de irse le dijo. - Nos vemos luego ~

Kyle duró un tiempo, tirado en el suelo y en shock mientras se golpeaba por seguir permitiendo que Stan huyera de esa manera cada vez que subían la escala, frustrado e intentando bajar su erección no se percató de cuánto tiempo había pasado y que además dejó la puerta abierta.

Pero ya hace más de cinco minutos la matriarca de la casa pasó a su casa a dejar a su hijo menor e irse de compras, sin percatarse de que Kyle se encontraba en casa, por lo cual Ike al subir las escaleras al segundo piso escuchó algo extraño, era su hermano quien por algún motivo estaba llorando, el pequeño solo se preocupaba por los sollozos de su hermano pero con dudas en su ser al verle desnudo por el espacio que había en la puerta de su habitación abierta.

Tampoco era tonto, sabía que su hermano se estaba masturbando ya que por muy increíble que parezca, Ike ya no era virgen a pesar de su corta edad, él tuvo relaciones sexuales con una de sus maestras y a pesar de que no entendía muy bien lo que hizo, sabía que se sentía bien y no lo que le pasaba a su hermano que más bien parecía hacerse daño.

Trago profundamente y abrió con delicadeza la puerta por completo, camino suavemente hasta su hermano y este no se percató de su presencia hasta que lo vio desnudo, Ike intentaba demostrarle de una forma inocente que él estaba y que no debía herirse.

Pero para Kyle las cosas eran totalmente distintas, para sus ojos rojizos en ese momento por tanto llorar, la figura de su hermano no era más que un vago recuerdo de cómo se veía Stan cuando era aún más pequeño, tan adorable y abrazable, incluso hasta mas romántico ya que solía ser muy especial con el.

Antes solía ser la vida más sencilla, se repetía mientras sonreía como tonto, Ike no entendía que pasaba por su mente pero llegó a la conclusión que un abrazo era lo correcto, aunque el pelirrojo no era su hermano de sangre, él lo quería con todo su ser y lo admiraba.

Pero Kyle tomó ese abrazo de otra forma ya que comenzó a acariciar las nalgas de su hermano de forma nada inocente, Ike quería protestar pero la presencia de su hermano le agradaba un poco, si eso le hacía sentir mejor, estaba bien… el pequeño abrazo a su hermano por su cabeza mientras esté seguía haciendo aquella extraña invasión.

- ¿Tu me amas verdad? - Dijo Kyle como un lamento.

Ike solo logró contestarle dándole un beso en la mejilla, pero rápidamente Kyle quien seguía inmerso en una mentira comenzó a darse cuenta de lo que estaba haciendo en realidad y más que nada, a quien se lo estaba haciendo, dió un sobresalto hacia atrás hasta que vio a Ike bastante sonrojado y con su cabello totalmente Despojado y su pequeño pene levantado.

- Ike yo… lo lamento. -Pronunció en su defensa Kyle.

- ¿Esto te hace feliz verdad? - Respondió torpemente su hermano. - Yo estoy feliz.

- La verdad es que necesitaba algo de afecto. - Sé sincero el mayor quien intentaba disimular su erección.

El menor a pesar de su inocencia comprendía que era estar así como su hermano y él estaba igual, la única forma que conocía para saciar eso era…con una mujer pero no había nadie más que ellos, hasta que vio lo que su hermano dejó reproduciendo en su computadora, eran dos chicos haciendo justamente lo que él consideraba posible pero con otro chico.

Ike se acercó a Kyle y con torpeza comenzó a lamer su pene como si fuera un dulce, tal y como había hecho su maestra meses atrás, el pelirrojo intentó oponerse pero tenía unas ganas enorme por culpa de Stan y el tomar a su hermano de sus cabellos solo lo empeoró.

Fue entonces cuando alguien que no esperaba volver a ver al menos hasta mañana volvió, Stan veía boquiabierto como su mejor amigo estaba recibiendo una mamada por su hermano menor, sintió en su interior un poco de asco pero les dió el beneficio de la duda.

- Chicos, lo que están haciendo… ¿Es “no homo” verdad? - Interrumpió Stan haciendo que los hermanos casi murieran de un susto. - Se me había quedado mi teléfono, cálmense chicos.

Ike no entendía lo que pasaba pero su hermano se adelantó a responder.

- Claro que no Stan, ¿como se te ocurre? - su tono era demasiado sarcástico pero su mejor amigo se dió por satisfecho, sería terrible si fuera algo homo después de todo.

- Entonces puedo… ¿unirme? - Kyle abrió los ojos de par en par, pero esta vez no se lo dejaría tan fácil, esta vez serían sus condiciones. - ¿si? - Stan tocaba sus dedos de forma inocente con la esperanza de que su amigo aceptará.

- No, vete. - Respondió secamente el pelirrojo mientras se cruzaba de brazos. - ¿quieres cerrar la puerta cuando salgas?, Ike sigue con lo que hacías.

- Vamos Kyle, no seas así conmigo.

- Se siente tan bien, eres todo un experto Ike ~ - Elogio Kyle a su hermano menor mientras tocandole las redondas nalgas ignorando a Stan.

Stan se enojaba cada vez más, ya que aunque no lo aceptará, era demasiado receloso con su amigo, incluso con el hermano de éste que no hace mucho era pateado hasta salir por alguna ventana.

Por lo que ese impulso lo llevó a desvestirse como antes, dejando solo su sombrero y apartando al pequeño comenzó a lamer el pene del pelirrojo, Ike se quedó tan sorprendido que estaba a punto de llorar pero para su sorpresa su hermano mayor comenzó a besar su cuerpo una vez que lo acercó.

- Kyle… - Ike súbitamente comenzó a besar a su hermano, pero no era un beso inocente, la lengua de su hermano invadía su boca y le daba un beso que nadie le dió antes, eso solo hacia que su cuerpo se calentará más y le siguiera el juego a su hermano. - Esto se siente muy bien… aghhhhhh - El elogio del pequeño se ve interrumpido porque sintió algo extraño en su culo, miró por encima del hombro y pudo notar que quien hacia eso era el mejor amigo de su hermano.

- Tranquilo, está bien Ike después de un rato se siente bien. - Le calmo Kyle mientras le seguía besando, a pesar de que estaba babeando por lo que sentía, Stan a veces le mordía suavemente ya que no le prestaba atención y de la nada se le ocurrió una brillante idea. - Stan, puedes… ¿metersela a Ike?

El ambiente se sintió algo tenso pero no sé qué tanto disfrutaba Stan que tomó a Ike de la cintura y abriéndole con fuerza los glúteos empezó a meterle dos dedos en su entrada, Kyle observaba totalmente excitado como su hermano intentaba acostumbrarse a la sensación, el pequeño canadiense jadeaba y para aumentar aún el placer, el pelirrojo empezó a masturbarle un poco y a besarlo.

- Kyle si tienes tanto tiempo para besarlo podrías chupársela. - Levantó la voz Stan notablemente enojado.

- ¿Celoso? - Reto el judío a su amigo.

- para nada, de hecho la estoy pasando bien por aquí. - El de cabello negro mordió su labio inferior mientras intentaba atinar a la entrada del pequeño con su pene pero solo conseguía frotar con fuerza en el espacio de sus glúteos y envista de que se le complicaba recordó que en el vídeo porno usaban una loción que Kyle tenía en uno de sus estantes, se tomó el tiempo de buscarla y aplicarla en su pene (además de la entrada de Ike), intento de nuevo hasta que en una de esas logró tocar la entrada de Ike, intentaba abrirse paso pero era demasiado estrecho por lo que una vez que metió la punta y con temor a hacerle daño, espero hasta que se adaptara. - Se siente genial Kyle. - Stan no dejaba de ver a los ojos a su amigo quien abrazaba a su hermano sosteniendo su peso.

Hasta que Stan no se dio cuenta que el pequeño Ike se relajo completamente no paraba de provocar a Kyle, con burlas y resaltando el hecho de que sería el primero de los dos en dejar de ser virgen, luego de un rato Ike empezó a menearse de un lado a otro como si quisiera decirle al mayor que podía seguir por lo que Stan se relamió los labios mientras empujaba abriéndose paso en el interior de su rival por la atención del pelirrojo.

Las embestidas se multiplicaban y el sonido de las pelvis de Stan contra Ike inundaban la habitación, Kyle solo admiraba la situación, realmente esto le ponía, ver a su mejor amigo y su hermanito teniendo sexo… pero no era suficiente, no dejaría que Stan le ganará, así que una vez que Ike fue cargado por Stan que en búsqueda de una mejor posición para penetrarle se mostró más afectivo con el canadiense, Kyle se escabulló hasta la espalda de Stan y dándole un abrazo remarcando su erección en la espalda de su amigo, declaró sus intenciones.

- ¿Creíste que te dejaría ganar idiota? - Susurro el judío a su mejor amigo con algo de malicia y luego mordió la oreja de Stan haciéndolo soltar un gemido para nada varonil.

- No digas nada y hazlo. - Stan intentaba ocultar su sonrojo mientras no perdía el tiempo para tener bien presente las sensaciones que estaba recibiendo.

- Stan. - Le llamo Kyle mientras abrió los glúteos de Stan y se untaba un poco de lubricante en su pene. - “No homo”

Kyle no hizo ningún juego previo alguno y a pesar de todo logro metérsela a su mejor amigo con fuerza, tanta  que de la impresión casi suelta a Ike mientras contenía un grito agudo.

El pelirrojo estaba viviendo una fantasía total y sentía que valió totalmente la pena haber soportado la distancia de su mejor amigo… los consejos que le dió Craig hace tiempo funcionaron a la perfección y dentro de los vagos pensamientos que podría tener, se imaginaba cómo tendría que pagarle por dicha información.

- ¡Kyle maldita sea ten algo más de paciencia! - Le gritó Stan entre jadeos y gruñidos sacándolo de los pensamientos.

- Te estás sintiendo muy bien… - Le ignoro el pelirrojo y con atrevimiento azotó el trasero de su mejor amigo.

Stan no podía hacer nada, ya que de por si le costaba estar despierto y en equilibrio, estaba recibiendo las embestidas de Kyle pero para su sorpresa y aunque no lo aceptará, se sentía el doble de bien que con solo follarse al pequeño Ike que solo pedía torpemente cada vez más.

Ike ya se había venido varias veces de manera seca ya que todavía no podía eyacular, pero seguía esforzándose para sentirse parte de aquel grupo de chicos mayores que secretamente admiraba, su trasero cada vez le dolía más pero el placer que estaba sintiendo le abrumaba.

En un punto llegaron al clímax donde finalmente los dos mayores eyacularon, sobre todo Stan quien por el shock que tuvo soltó a Ike dejándole caer en el suelo, Kyle abrazo a su amigo por la espalda y no dejó caer ni una sola gota de semen fuera de su amigo.

Entre jadeos, sudor y semen los tres quedaron totalmente agotados en la alfombra del judío mayor, sin pensar demasiado y enfriando sus cuerpos con sus respiraciones agitadas.

Ike quedó totalmente dormido y algo del semen de Stan recorría la piel desnuda de su pierna, por su parte Stan no dejaba de quejarse del dolor que sentía en su trasero y se preocupaba de cómo demonios sacaría esa cosa pegajosa de su interior.

Kyle se ofreció a prestar su baño para que pudieran tomar una ducha, luego se encargaría de Ike pero por lo pronto debía asegurarse de algo

- Oye Stan. - Le llamo mientras preparaba la tina. - ¿Fue divertido verdad?

- Si lo fue, pero…

- Ya se, “no homo”, tranquilo nadie sabrá de esto. - Se adelantó a responder sabiendo lo que quería escuchar su amigo.

Sin más acercó a Stan para darle un abrazo pero aprovechó la posición para meterle un dedo en su culo, realmente estaba pegajoso y Stan solo se enojó más.

- Tranquilo solo te estoy ayudando para que puedas sacar eso.

- Me voy a vengar de esto Kyle. - Reclamo Stan totalmente enojado.

- Hiciste un desastre de mi hermanito, pero si quieres repetir luego podrías desquitarse todo lo que quieras. - Respondió Kyle con total picardía. - Ahora haz como si te tiras un pedo para sacar todo esto.

De esa forma y luego de una ducha muy larga (y vergonzosa para Stan), los amigos se despidieron, Kyle miraba entre risas como caminaba su amigo, pero por fin había dado el primer paso… y además ahora tenía a Ike para poder tener algo de “placer en casa”.

- Mañana será un día interesante. - Dijo en voz alta el judío mientras observaba la pantalla de su teléfono, tenía un mensaje de Butters.

“Craig dice que nos veremos mañana en la guarida del temible Profesor Caos, ¿seguro que no podemos decirle a nadie más?”

- Definitivamente a nadie. - susurro Kyle en una nota de voz como respuesta mientras cerraba la puerta de su casa.



Yuuki Hachiken

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 110
  • Actividad:
    0%
  • 00
  • Mod del chat y Escritor de Fics
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Firefox 54.0 Firefox 54.0
    • Ver Perfil
    • Pagina de Facebook (Autor)
Capitulo 2: El fandom.
« Respuesta #2 : agosto 01, 2017, 08:45:44 pm »



Para el pequeño rubio, era otro día normal en el pintoresco pueblo de South Park ya que se levantó animado y con una resplandeciente sonrisa que se borró al notar una extraña sensación en su entrepierna, otra vez su cuerpo había producido aquella extraña sustancia por la que tiempo atrás sus padres le regañaron al haberla embotellado, retiró con cuidado sus sábanas y noto el rastro de lo que sospechaba en los pantalones de su pijama de vehículos de distintos colores.

- Esto no está nada bien… - Exclamó en voz alta pero al darse cuenta del tono que uso se cubrió la boca con sus manos.

Con algo de torpeza y duda acercó una de sus manos a su pantalón, lentamente comenzó a retirarlo con algo de dificultad y un sentimiento de vergüenza que le invadía, se suponía que había dejado de mojar la cama hace mucho y era un niño grande, pero de nuevo había destrozado las expectativas de sus padres, sin más, logró apreciar el estado de su entrepierna, su pene se encontraba empapado de aquel líquido y parecía estar inflamado por alguna razón.

- Definitivamente estoy en un aprieto. - Desde el día en que sus padres le forzaron a que dejara de embotellar ese líquido blanco y guardarlo en su clóset, Butters se vio en la obligación de escabullirse hasta la lavandería de su casa totalmente desnudo, rogando para que sus padres no estuvieran despierto y lo vieran de esa forma, aunque él no sintiera vergüenza de su cuerpo desnudo, entendía que para otras personas el ver su ser tan horrible y al descubierto era una gran falta a la moral ajena.

El pequeño logró llegar a la lavadora y usarla para no dejar rastro del “delito”, con la mismo cuidado y sigilo logró llegar a su habitación, apenas logrando esquivar a su padre quien volvía de sus extrañas reuniones nocturnas con hombres sudorosos del sauna.

Butters se apresuró a acostarse en su cama ya que el frío del suelo lastimaba la planta de sus pies y sintió un gran alivio cuando dejo descansar su cuerpo en sus cobijas, a pesar de que sabía que no podía durar un poco más de unas horas en esa breve calma, ya que su madre en cualquier momento le llamaría a desayunar y posteriormente, a hacer una gran cantidad de deberes que rozaban en lo absurdo.

Fue entonces cuando la curiosidad le invadió, sabía que esa sensación e impulso de estupidez estaba muy mal visto por sus padres quienes no dudarian ni un segundo en castigarlo, pero levantó su trasero de la cama y con algo de prisa lo sitio en la silla del escritorio de su computadora,

Encendió la computadora y tan pronto como pudo abrió el navegador para comenzar un tópico muy particular, por así decirlo, la tarea que le designó Craig y de lo que tanto presumía Cartman que sabía, tecleo con prisa mientras intentaba adivinar las palabras que conformaban aquel extraño término hasta que el auto corrector de Google le corrigió.

Quizás lo que quiere decir es Shotacon

El chico no sabía en lo que se estaba metiendo y al darle click al hipervínculo, se desplegó ante él una gran cantidad de opciones de páginas web y unas sugerencia de imágenes bastante sugestivas, desde imágenes hasta una especie de cómic en blanco y negro que por su contenido al principio le parecía algo inocente pero tierno a la vez, hasta que vio la imagen de al lado donde esos mismos chicos estaban haciendo algo extraño, que era bastante similar a lo que hacía su padre en el sauna.

Butters no sabía qué hacer al ver eso, estaba totalmente sonrojado por la impresión que le daba todo y no entendía porqué Craig, Cartman y los otros chicos hablarían tanto de esas cosas aunque mucho de lo que decían no corresponden a las imágenes que notaba, eludió la explicación de Wikipedia por error y le dio clic a alguna de las páginas de dicha temática.

Cuando abrió sus ojos, se sintió algo seguro a pesar de que parecía ser meramente un foro de internet, al no ver ninguna clase de advertencia y sin requerimiento de registro pudo ver ante él todo el contenido de la página, las portadas eran lindas y parecían historias agradables por lo que se atrevió a acceder a uno.


Bip bip



Un extraño pitido llamaba la atención de Butters quien no entendía de donde provenía aquel extraño sonido, pero a pesar de que era desesperante en cierta medida, se rindió fácilmente a la hora de buscar su origen y se centró en aquel extraño cómic.

Las horas habían pasado y no fue hasta que el grito de la madre de butters para que bajara a desayunar logró que sus ojos se dejarán de fijar en la cantidad de doujins que leyó, el rubio había leído muchos en tan poco tiempo y a pesar de que no entendía del todo lo que pasaba, su pene se ponía duro al ver esas imágenes y situaciones, él llegó a la conclusión que se debía a que eran emocionantes y algunos tenían unas historias que abordan temas interesantes, a su parecer.

- ¡Y-ya voy mamá! - Respondió Butters quién apagó su pc al instante y se cambió rápidamente para tomar el desayuno.

De esa manera, el día de Butters paso de manera normal (siendo un esclavo en las tareas del hogar) y cuando por fin llegó la noche, en el momento en que sus padres por fin dormían, el pequeño no se demoró una vez que se puso su pijama en encender de nuevo la computadora y con algo de culpa, como si cometiera un crimen y en cualquier momento podría ser descubierto.


Bip bip



De nuevo aquel sonido se manifestó a penas abrió el foro, esta vez de una manera algo decidida, Butters se dio a la tarea de buscar el origen de esa molestia, hasta que finalmente vio algo que no había notado antes, una ventana de chat donde cada vez que se enviaba un mensaje, el sonido se manifestaba, por un momento sospecho que las personas que estaban dialogando no eran reales, pero de nuevo la curiosidad le invadió… y no se demoró en registrarse con un Nick de lo más ridículo, carente de imaginación y obvio, “Chico mantequilla".

Inmediatamente la opción de escribir en el chat se desbloqueo para el, a pesar de que dudaba un poco y sus manos temblaban a la hora de escribir, junto con el hecho de que los mensajes iban y venían muy rápido, apenas pudo decir:

ChicoMantequilla: Hola…

NekitoCandente: Entonces como te decía, de repente cuando creí que mi ama me iba a azotar en persona como hacíamos en los rol, me dio una patada en la entrepierna y llamó a la policía solo porque me llamó gordo degenerado TwT - Se esconde en su cajita -

Naruto777: Estoy esperando a que mi novio se conecte… no se cuantas horas faltan para que vuelva de la escuela, ¿alguien sabe la diferencia horaria de España con Bolivia?

SemeMasterSama: Todos son unos ukes esperando a sentir mi gordo pene jajajajajaja… soy tan inseguro.

Ukelele01: ¿Alguien quiere mi pack?

Fujoshiempapada: Shippeo Nekito x SemeMasterSama :3

Al parecer nadie había notado la presencia del chico hasta que un sonido aún más fuerte, le hizo levantarse de la silla pero rápidamente se calmó al ver que alguien le daba la bienvenida.

DramaMod: @ChicoMantequilla, Bienvenido, ¿eres uke o seme?

FujoshiEmpapada: Waaaah es tan lindo ni siquiera tiene una foto de perfil.

NekitoCandente: Hey recuerden que soy el centro de atención TwT

ElmultimillonarioShota: @Ukelele01 yo quiero tu pack ;)


De esa forma y con algo de dudas, Butters comenzó lentamente a sumergirse en aquel foro y chat, algunas personas eran algo hostiles con él y le advertían de cosas que no entendían, pero en cambio otros le decían al chico que esas personas exageran, además de que intentaban invitarlo a llamadas y grupos de WhatsApp, el rubio se mostró amable y lentamente comenzó a abrirse con esas personas, contándole de su vida pero manteniéndose al margen de algunas cosas que no le generaban del todo confianza, sobre todo cuando vio a uno de ellos, pasando una foto de sí mismo desnudo sin mostrar su rostro y con una clara erección.

ChicoMantequilla: @ElmultimillonarioShota Santo cielos, ¿Estás bien?, El mío se pone así a veces y es realmente molesto.

DramaMod: Hoy mi madre murió y la familia de mi padre vino a saquear mi casa… tuve que huir y tengo internet permanente porque… bueno necesitaba hablar con alguien y aunque mi iP es la misma, estoy en un café internet pasando hambre :(

FujoshiEmpapada: @DramaMod espero que superes esto como superaste la violación que te hicieron la semana pasada :(

ElmultimillonarioShota: @ChicoMantequilla sí que eres inocente… me estaba haciendo una paja viendo porno, seguramente estás bromeando jajaja

Ukelele01: @ElmultimillonarioShota Hey esa foto era solo para mi, creí que teníamos algo especial :(

A pesar de que nadie se alarmó como lo hizo Butters, recibió un mensaje en privado del “ElmultimillonarioShota” quien al parecer quería ser su amigo y conocerle más a fondo, más que nada no dejaba de bombardear le con fotografías suyas desnudo y diciéndole cosas sucias como que su “Inocencia le ponía".

Los días pasaron y dejando de lado el hecho que aquel chico era algo pervertido, ambos comenzaron a hacerse cada vez más amigos, incluso animaba a Butters a tomarse una fotografía y que se la mandara, siempre rogándole por horas a pesar de que el rubio decía que no quería, algo dentro de sí quería dar aquel paso pero cuando lo intentaba, sus padres le increpaban tocándole la puerta o llamándome a hacer deberes.

Hasta que un día, un grupo de ese foro decidió hacer una reunión, casualmente en South Park ya que al parecer la mayoría vivía cerca, no tenían planes de invitar a Butters pero ElmultimillonarioShota insistió ya que tenían que festejar que DramaMod había superado un ataque de ébola y una incursión gitana en su ciudad, una pena que este último no podía asistir ya que vivía en otro país.

Butters pensaba no asistir pero su amigo en línea le insistió en que tenía demasiadas ganas de conocerlo, extrañamente esa insistencia hizo que el rubio se sonrojara a pesar de que no entendía porqué así que pensó que lo mejor sería preguntarle en persona ya que le tenía mucha confianza, después de todo su amigo le hablaba siempre de los problemas que le agobiaba en su vida de rico.

No pasó mucho tiempo para que el día llegará, Butters se vistió muy formal, casi como si fuera a una cita, lo cual desmentia en su cabeza ya que estaba evidentemente nervioso por la reunión, ¿qué pensarían de él?, obviamente él no se consideraba lindo, apuesto o el más inteligente… lástima que consideraba que no estaba a tiempo para retractarse.

Butters tomó el autobús que le llevaría a las afueras de la ciudad, donde antes había un barrio pobre que fue remodelado para darle un aire suburbano al pueblo y estaba plagado de hipsters, seudo artistas y personas que querían ser populares de una manera nada superficial.

Mientras iba camino a la reunión, no podía evitar pensar en aquella felicidad que le daba su relación a distancia con aquella niña canadiense, quien no dudó en dejarle a pesar de que se esforzaba para que las cosas funcionarán… definitivamente la distancia marcaba una gran desventaja en una relación, ¿entonces podría ser amigo de esos chicos?, posiblemente la mayoría no se interesaría en alguien como él, no tenía nada que ofrecerles y sus padres le recalcan lo tonto que era cada vez que podía.

A pesar de estar sonriendo, Butters se sentía bastante triste por dentro, pero la vida siempre fue así para él y se motivaba siempre a sí mismo para no ser un estorbo a los ojos de los demás.

Finalmente llegó a su destino, el lugar había cambiado demasiado, con restaurantes veganos, música a la moda y un ambiente demasiado moderno, claro, una pobre casa que se caía a pedazos desentonaba mucho con todo ese ambiente, pero el rubio mantenía la esperanza de que la vida de su amigo mejorará un poco con ese cambio, lo cual no era así.

Cuando cruzó la puerta llegó a una recepción muy lujosa donde solo tuvo que enseñar que tenía la dichosa cuenta de “SeñorMantequilla" al chico de la recepción, quien arqueó una ceja tan pronto lo vio entrar como si desaprobada su presencia, pero lo que no sabía era que aquel señor le preocupaba que alguien como él estuviera metiéndose en la boca del lobo.

- Cabina número 7, lo están esperando. - Dijo el señor con algo de desagrado.

- Gracias, con permiso. - Respondió Butters entre tartamudeos.

El avance del chico fue detenido por el hombre de la recepción.

- Jovencito… ¿Conoces a esas personas?

- Claro que sí, son mis amigos. - Respondió rápidamente y siguió hacia dentro en búsqueda de la cabina, dejando al hombre bastante preocupado, pero si intervenía rompería con las reglas del lugar.

Butters se apresuró ya que se sintió realmente intimidado por aquel hombre, dejando de lado sus nervios y siendo bastante atento con la enumeración de las puertas que solo eran iluminadas por unas luces led con su respectivo número, al final del pasillo de la segunda planta se encontraba el tan esperado “7” que con su color verde mi brillante le invitaba a entrar.

Dudó por un segundo en entrar o no, una vez que puso su mano sobre el pomo de la puerta y cuando por fin tomó la iniciativa para abrirla, se dio cuenta que tenía seguro, así que vio eso como una señal y se disponía a irse pero una mano tomó la suya y evitó que este se marchara.

-... Ah… dis.. ¡disculpa! - Exclamó con fuerza y con su rostro hirviendo por ese contacto, que se sentía muy distinto a la vez que tomo de la mano todo el tiempo a Cartman.

Al parecer aquel chico, que parecía de su edad por la estatura se quedó en silencio al verlo, Butters apena podía distinguirlo ya que llevaba lentes oscuros, ropa muy refinada aunque bastante “juvenil” y su cabello rubio era más lindo que el suyo, el chico daba un aire de grandeza pero era evidente de quien se trataba.

- ¡¿ElmultimillonarioShota?!

- Ehhhhh baja la voz. - A Butters le dio una leve idea de que le conocía de algún lado y que tuviera la suerte de tener a su gran amigo al frente suyo, aunque se imaginaba una voz menos ronca de su parte. - ¿E.. eres tú?, ¿“SeñorMantequilla”?

- Si, lo soy, cielos es un placer conocerte. - Sin más tomó las manos del ricachón y pudo sentir que eran ásperas para ser de alguien que nunca había trabajado, pero no quería hacer preguntas incómodas, por lo que se limitó simplemente a regalarle la mejor sonrisa que tenía.

- Esto es demasiado irreal…

- ¿Disculpa? - Pregunto Butters al instante.

- Nada nada.

Finalmente ambos decidieron entrar a la cabina, llevándose una desagradable sorpresa, los dos eran los únicos chicos del lugar, los demás eran mayores al punto que podrían ser sus padres y los que no caían en esa categoría, eran personas con una apariencia bastante desagradable, ambos dieron un paso atrás, Butters lo dio porque su amigo le empujó levemente, pero la puerta se cerró ante ellos y a pesar de que intentaron abrirla, un cronómetro delimitó que no se abriría luego de una hora.

- Oh supongo que ustedes son “SeñorMantequilla” y “ElmultimillonarioShota”, ¿Verdad? - pregunto un adolescente obeso con accesorios de gato en su cuerpo y parcialmente desnudo, más que nada la atención de las llevaba los granos de su rostro y su apestoso aroma.

- Nos equivocamos de cabina, con permiso. - Respondió el elegante muchacho que estaba nervioso por tanto extraño y no dejaba que vieran a Butters.

- Qué raro, habíamos dicho claramente que el lugar había sido apartado para nuestra convivencia, tranquilos… no mordemos mucho. - Dijo en voz alta un hombre mayor que le recordaba al señor Garrison por lo salido que se veía.
- Hola muchachos, soy el señor mantequilla. - Interrumpió Butters quién quería darles una oportunidad más allá del aspecto que tenían.

- Anda si tenemos a un lindo chico educado. - Añadió un hombre muy obeso y con barba.

El amigo de Butters entendía el peligro en el que estaban con sólo apreciar como les miraban, como si fueran presas listas para ser devoradas y esas intenciones de conformaron cuando atraparon a Butters con un abrazo que lo único que hizo fue tocarle el culo de manera descarada, el joven no pudo evitar observar el culo que tenía el pequeño pero a pesar de eso, no se demoró en jalarlo hacia él, dejándolo muy cerca suyo y apreciando sus ojos.

- Así que las sospechas de ukelele01 eran ciertas… realmente sientes algo por el nuevo. - Dijo el obeso con tonterías de gato.

- No está bien que le hagan esto si él no quiere. - Respondió enfadado intentando defender a Butters pero pudo notar como éste se encontraba erecto en sus pantalones por el contacto que tenía.

- Parece que te acabas de dar cuenta que el “señor” si quiere.

- … Cualquier cosa que le quieran hacer a él… - Dijo el chico apretando los puños y aferrándose con su otra mano al cuerpo de Butters. - Haganmelo a mi, pero dejenlo fuera de esto.

- No creo que estés en posición para negociar, pero si haces un buen trabajo no los pensaremos. - Los cinco se mostraron deseosos sobre lo que podría hacer un ricachón como el para satisfacerlos.

De esa manera con algo de coraje en su cuerpo, comenzó a chuparselas a cada uno de una manera algo efectiva, buscando que se vinieran de la forma más rápida posible, intentando acaparar la atención en él y que no tuvieran tiempo de fijarse en Butters, él no recordaba ser tan amable con alguien… pero si las cosas no se hubieran dado como se dieron, ni siquiera le importaría unirse a esos degenerados para profanar el cuerpo virginal del chico, que a diferencia suya, seguramente ni se había masturbado en su vida.

A pesar de todo, le perturbaba el hecho que no le quitara un ojo de encima, aunque pretendía cerrar los ojos, pero no, parecia no perderse ninguna clase de detalle, estaba evidentemente excitado y verle así, tan corrompible solo hacia que la situación pasara de algo desagradable a algo placentero, imaginandose que los demas no existian, solo ese tonto rubio.

Se había perdido tanto en sus pensamientos, que no se dio cuenta que algunos intentaban acercarse a Butters, al punto que uno se encontraba frotando su duro pene contra la mejilla suya a pesar de que intentaba negarse de forma educada.

Fue inevitable cuando ambos quedaron bañados en el semen de esos degenerados, quienes no llegaron a más por miedo a dejar evidencia de abuso en los chicos, pero el chico disfrazado de gato abrió la camisa de Butters de golpe, rompiendo los botones y disparandoles por toda la habitación, fue entonces cuando el ricachón no aguanto mas, saco una navaja del bolsillo trasero de su pantalón y de un tajo le cortó la entrepierna a aquel chico, haciendo que este gritara de dolor mientras se retorcía, sin parar a pesar de que la habitación no saldría ruido alguno.

- Nosotros dos nos largamos, ya tuvieron suficiente.  - Dijo de manera agresiva justo a tiempo ya que el tiempo en la cabina acabo y la puerta se abrió al instante, momento que aprovechó para llevarse a Butters de la mano con mucha prisa, atento ante cualquier peligro y con su corazón a máximo latir.  - ¡No dejes de correr Butters!

Para la sorpresa de Butters, en lugar de ir muy lejos, terminaron tomando una ruta inesperada, ocultándose en todas las narices de sus perseguidores, el chico le invitó a subir por una vieja ventana con cristales rotos, el pequeño notó el mal olor que emanaba la casa a la que estaba ingresando y que además… conocía.

- Menos mal estamos a salvo.

- K...Kenny… - Finalmente Butters pudo ver a través de su apariencia y más allá de eso, el no había visto jamás a su amigo sin su malograda capucha naranja. - ¿Desde cuando eres rico?

- No soy rico idiota, simplemente fingía porque quería foll.... - Kenny se detuvo en seco con su declaración al darse cuenta que el rubio comenzó a llorar y que su rostro estaba todavía manchado por los restos de aquellos degenerados.

- ¡ME MENTISTE TODO ESTE TIEMPO! - Gritó con furia y empujó al “ricachón” con fuerza contra la pared, lo cual hizo tambalear la pobre estructura lo suficiente como para que la barra rota de lo que alguna vez sostenía una cortina se cayera en dirección al cráneo de Kenny. - ¡Cuidado!

De alguna forma, por un breve instante el tiempo comenzó a pasar lentamente, Kenny se percató de lo que le esperaba y se resignó a la inevitable muerte, con mucha resignación ya que Butters vería una muerte horrible pero no es como si ya no hubiera visto unas antes, aunque no lo recordara como todo el mundo, pero para su sorpresa las cosas no fueron así esta vez, Butters alcanzó a mover un poco la barra y esta se clavó a pocos centímetros de la entrepierna de Kenny.

Claramente era una señal de que si volvía a cagarla con Butters, no tendría suerte… ¿o es posible que esa suerte provenga de estar cerca de ese tonto inocente?

- Lo lamento yo… - Butters no dudo un segundo y se lanzó a abrazar a Kenny quien todavía se imaginaba sus pelotas empaladas por esa barra.

De esa manera, comenzó una extraña relación donde aquel que parecia un angel para Butters, terminó siendo la persona dispuesta a explicarle cada una de las cosas pervertidas que el no tan inocente rubio tuviera, comenzó a moverse con mucha discreción hasta que un dia Kenny abrió la boca de más mientras que hablaba con Clyde… quien le propuso llevar las cosas a un nivel más alto y tenia mas ganas cuando se enteró en lo que había progresado Kyle con Stan.

Este último divagaba en el pueblo al darse cuenta de una terrible verdad, que no le había dejado dormir en dias, cuando estaba teniendo “sexo no homo” con Ike y Kyle, miró a los ojos al pelirrojo… una clara violación a las reglas que evitaba que fuera gay.

- No soy gay… no soy gay… - Decía con un tono de voz totalmente agotado y apagado.

- Eh chico, cuidado con el agujero. - Le señaló un constructor quien arreglaba una calle.

- ¡NO ME HAN HECHO NADA EN MI AGUJERO! - Grito desesperadamente mientras se alejaba casi entre llanto porque se sentía acosado por el mundo.

Yuuki Hachiken

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 110
  • Actividad:
    0%
  • 00
  • Mod del chat y Escritor de Fics
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Firefox 56.0 Firefox 56.0
    • Ver Perfil
    • Pagina de Facebook (Autor)
Capitulo 3: El dilema escolar (Craig)
« Respuesta #3 : octubre 27, 2017, 03:21:45 pm »




Al finalizar su llamada con Kyle, Craig sonrió convencido que todo iría bien, la nueva tendencia que había en el pequeño pueblo le hacia la vida tan sencilla ya que durante mucho tiempo tuvo que fingir ser la pareja de Tweek, aunque… ultimamente se habia dado cuenta que su relación de “novios” no era muy distinta a la habitual que tenían como amigos, salvo que podían mostrarse afecto sin necesidad de que alguien les llamara maricas.

Y una de las personas que más se aprovechaba de la situación para mofarse, era Cartman, ese gordo hijo de puta que no paraba de fastidiar a todo el mundo y que en más de una ocasión fue el actor intelectual de que perdiera el dinero que le daba su abuela a final de año… como en aquella idea de una banda de flauta peruana que desató un apocalipsis.

Ahora mismo solo podía disimular su alegría al verle vestido como una total “loca” pretendiendo ser el chico mas homosexual de toda la escuela para ser popular, usaba ropa totalmente ajustada que le hacia ver como un tamal mal envuelto, su cabello de colores que gritaba “quiero pene” y usando piercings para llamar la atención mientras hablaba en voz alta para que todos escucharan su acento forzosamente homosexual, pero simplemente su grasoso cerebro no entendía cómo funcionaba lo de “No homo”, lo cual era seguir actuando como chicos heteros que hacían una que otra cosa con otros chicos pero salvando lo gay al decir “no homo” después, aunque francamente si no hubiera ocurrido esta tendencia, todos seguiríamos creyendo que es el chico mas puto de todos ya que no hace mucho se reveló que tenía una extraña tradición de tomarse una fotografía con el pene de butters en su boca.

Punto de vista de Craig -

- ¡D-Disculpa la demora! - Finalmente llegó a quien más deseaba ver en mi dia a dia, mi querido y puro Tweek, su desaliñada vestimenta, su cabello rubio desordenado y su tic nervioso en sus ojos por beber tanto café simplemente se me hacia encantador, que puedo decir, mierda, si ya soy tachado de gay debo ser sincero sobre lo que opino de alguien que tiene el mismo destino que yo. - M… Me tarde porque mi padre quería que le ayudará a organizar algo de café y….

No pude evitar poner una de mis manos en su cintura lo cual le aterro de golpe, yo en cambio miraba de reojo a las “Fujoshis” quienes no nos quitaban un ojo de encima imaginarse de qué manera podría profanar ese mero contacto.

- Tweek, ¿porque siempre tiemblas? - Le susurre al oído mientras apoyaba mi mano contra su pecho, su corazón palpitaba sin control y su cara se sonrojo demasiado ante mi presencia. - Podemos hacer lo que quieras, incluso podemos bromear con esto tal y como hacemos dia a dia.

Parecía como que reunía fuerzas para querer decirme algo, no es como si me fastidiara pero es que se me hacia terriblemente tierno cuando reunía valor.

- N-No… - Me acerque un poco más ya que me temía que se retractara. - ¡OH DIOS!, ¡NO HOMO! -  Grito a todo pulmón mientras me tomaba de mi camisa y me plantaba un beso con lengua al frente de todo el mundo, me tomó de las cuerdas de mi sombrero por lo que no podía separarme así que en vista de que las cosas se estaban calentando mas de lo que esperaba, le cargue sin separarme de él y nos alejamos de la vista de todas las personas.

- ¿Qué bicho te picó ahora que estás actuando tan insaciable?- Le hablo con un tono serio apenas pude separarme de su beso.

- Da igual si hacemos estas cosas o no en público, ya la mayoría de los chicos están con lo de “no homo”, d-dejamos de ser una novedad. - Sus ojos demostraban una determinación bastante grande para que dejara de poner “peros” a nuestro afecto.

- Tweek, no se quien demonios empezó con esa moda, pero como todas las modas, eso pasara y de nuevo volveremos a estar como antes. - A pesar de estar diciendo eso me encontraba quitandole la camisa a Tweek como si no pudiera controlar mi cuerpo al oler su peculiar aroma a café.  - Pero no tienes remedio, se que no te calmaras hasta que quemes esa energía que traes.

- S-se que para eso puedo contar contigo. - Aprovechamos que ambos estábamos cerca al gimnasio para adentrarnos en la bodega de utensilios, era el lugar perfecto ya que teníamos varios lugares para acostarnos y poder estar más cómodo.  - ¿P-Puedes quedarte con tu sombrero? - Una petición algo extraña para él ya que normalmente quedamos totalmente desnudos al hacer estas cosas.

- Solo si te quedas con tu camisa desabrochada. - Tenía que aprovechar para pedir algo también y él se lo tomó bien ya que parecía tener algo de frío.

No pasó mucho para que empezaramos a besarnos intensamente y Tweek tomara la delantera en las caricias, me daba mucha risa, esas tontas “fujoshis” siempre lo ponian como el pasivo cuando el siempre es quien se excita con facilidad y hace peticiones raras.

Tweek disfrutaba ponerse romántico antes de empezar, tocándome con desesperación al intentar buscar la manera “correcta de abrazarme”, a mi francamente me da igual lo torpe que parezca ahora mismo, antes no le encontraba un sentido a la vida… sinceramente deseaba que todo se fuera a la mierda, pero ahora, al sentir su cuerpo, cálido, me daba cuenta que quizás todo no era tan terrible.

- Salvo una cosa. - Dije en voz alta sin darme cuenta cuando Tweek se encontraba jugando con mi pene. - Disculpa…

- ¿L-Lo… lo estoy haciendo mal?

- No no no, la estoy pasando bien, es solo que bueno…

- ¿Acaso dudas que te amo? - Abrí los ojos ante tal declaración, ambos intentábamos evitar hablar de esas cosas. - Porque lo hago enserio.

- Jaja… siempre eres tan buen actor. - Mire en otra dirección intentando esconder mi sonrojo pero la manera en la que Tweek apretó mi pene me hizo lanzar un quejido.

Antes de que pudiera hacer algo, mi querido rubio totalmente enojado por mi actitud silencio mi forzada risa con sus besos y caricias, no bromeaba con lo que sentía… realmente lo amaba pero para algunas personas no es tan sencillo decir algo que para otros es fácil.

De esa manera sin darnos cuenta del todo, comenzamos a tener sexo de forma apresurada, como si ambos necesitáramos hacer eso para poder aguantar aquella pesada jornada escolar.

- Estas muy apretado… Craig… - La forma en la que Tweek me estaba penetrando me daba bastante vergüenza, ya que podía ver enteramente mi rostro y como mi propio pene se sacudía por sus embestidas. - R-Realmente eres el mejor...

No podía decir nada, solo admirar sus mechones dorados mientras sentía un montón de placer y me intentaba acomodar lo mejor posible ya que el usaba mucha más fuerzas o quizás le ponía ganas.

Siempre que lo hacíamos recibia muchos elogios por parte suya, casi me sentía asfixiado por sus comentarios y bueno… realmente no crea que sea para tantos.

Finalmente acabó, por suerte, esta vez no lo hizo dentro de mi ya que siempre era un problema sacarme su semen del trasero antes de empezar las clases, pero a cambio mancho todo mi abdomen que de por si quedo sucio por mi propio semen, ambos nos quedamos agotados por lo que acabamos de hacer, el uno al lado del otro mientras respirabamos agitadamente pero con una sonrisa en el rostro.

- ¿Q-Quieres hacerlo ahora? - Me susurro Tweek al oído mientras me encontraba con los ojos cerrados.

Abrí los ojos y le observé por un rato, sin decirle nada le plante un beso y me levante con algo de dificultad para luego vestirme,el se quedo totalmente sonrojado y al ver que no se vestía cuando acabe de hacerlo, empecé a ayudarle.

- Si que eres un desastre. - Le dije en tono de broma mientras le obligaba a levantarse para ponerle sus pantalones.

No cruzamos más palabras, pero sentia que queria decirme algo, aun asi no lo dijo en todo momento y menos en el pasillo mientras volvíamos a clases, por suerte no llegamos muy tarde y no es como si eso fuera a importarle al maestro.

Durante las clases sentí mucho sueño, quizás por la actividad que tuve con Tweek hace un rato, este último pidió permiso al baño no sin antes regalarme una sonrisa, pero aún así, no podía evitar pensar al ver por la ventana del salón de clases…

-¿Qué carajos? - Vió a Cartman en la cafetería de la escuela.

Aquel gordo de mierda estaba desnudo caminando por la cafetería con lo que parecía ser crema batida en sus manos… ¿Acaso planeaba algo?, definitivamente tenía algo en su mente, conocía muy bien de lo que sería capaz solo por algo de atención.

Intente pensar por un momento que podría intentar, como si me importara pero aun asi tenia un mal presentimiento, Cartman sería capaz de colgarse de cualquiera para ser popular, pero el mismo sistema de “No Homo” hace que ese culon no pueda hacer nada.

Las reglas eran fáciles, básicamente se permite hacer cualquier cosa que pueda ser “gay” con alguien más siempre y cuando dijeras “no homo” antes de hacerlo, no se permitía el cruce de miradas al hacer eso, tampoco se podía hablar de eso luego de hacerlo, como si nada hubiera pasado, tampoco se permiten besos y mucho menos, sentir algo por la otra persona… algo absurdo, pero estaba funcionando.

Ya más de una vez por accidente interrumpi a dos chicos haciendo algo en los baños de la escuela, ¿como no iba a funcionar con tantos chicos calientes?, era un total éxito e ironicamente, me favoreció ya que al ser oficialmente el único “chico gay” me terminaba enterando de todo y aconsejando a cambio de algo de dinero a muchos chicos que querían hacer algo “no homo” con una persona en concreto.

Pero aun así, siempre estaba ese infeliz al cual nunca acepte darle ninguna clase de consejo aunque casi hipotecara el coño de su madre.

Pasaron los minutos y todavía no volvia Tweek, comence a mover mi pierna con ansiedad sin darme cuenta, ¿que le abra retrasado?, pensé en pedirle permiso al maestro para buscarle pero me dio igual y salí como si no me importara su opinión o sus gritos, los pasillos estaban vacíos, ni siquiera salí con un permiso pero eso no evitó que buscara a Tweek por doquier.

Finalmente llegué a una conclusión en medio de toda la desesperación al no verlo por ningún lado, el hijo de puta de Cartman pensaba usarlo para hacerse popular.

Corrí con prisa hasta la cafetería donde había visto por última vez su grasoso culo y lo que vi al llegar me dejó con la boca abierta… Cartman se encontraba en un estado muy lamentable y exageradamente lascivo.

Senti un escalofrio con solo verlo, su gordo cuerpo colgaba del techo por una cadenas, su trasero se encontraba totalmente dilatado y con al menos dos consoladores en su culo, en sus pechos tenía escrito “Cerdo de mierda”, su pene tenía por lo menos tres huevos vibradores entre la base de su pene y sus testículos, definitivamente había eyaculado mucho encima de él y sus ojos se encontraban cubiertos.

Definitivamente estaba inconsciente, alguien se había sobrepasado con este juego y eso me hizo preocuparme más por Tweek., deje de lado la “escena del crimen” sin importarme por el bienestar de esa bola de grasa.

Dure por lo menos una hora revisando la escuela hasta que finalmente di con él, a la hora del descanso hablando como si nada con los otros chicos en el pasillo caminando totalmente despreocupado…. me sentí como un total idiota pero aun asi me acerque a el y le di un golpe en el hombro.

- ¡Auch! - Su quejido se me hizo algo tierno pero aun asi no podia ceder.

- ¿Donde mierda te habías metido?

- T-Tuve que llevarle algo con urgencia a papá cuando estaba en el baño… - No me convencia para nada su tono de voz, además intentaba evitar mirarme a los ojos.

- Estas mintiendo.

- ¡N-NO! - La forma en la que Tweek levantó la voz hizo que todos nos vieran con cara de asombro, las fujoshis esperaban alguna escena de pareja para montarse alguna historia y yo no tenía paciencia para ello por lo que intente calmar la tensión de los dos pero al instante, se escuchó un mensaje en los altavoces de la escuela que no me sorprendió mucho, pero a los demás si.

“La entrada a la cafetería está prohibida hasta nuevo aviso, nadie puede abandonar la escuela” Dijo en un tono autoritario P.C Principal.

Fue algo tonto hacer eso ya que eso solo hizo que todos los estudiantes se apresuraran a la cafetería para ver de qué se trataba y los gritos de asco, burlas y comentarios jocosos sobre la situación del gordo de mierda inundaron los pasillos. 

Todo eso no hizo que apartara mi mirada de Tweek quien parecía algo nervioso, más de lo usual y eso no me agradaba.

- Sabes que puedes decirme qué está pasando y te ayudare. - Insistí con un tono de voz más comprensivo.

- … Yo… - Justo cuando estaba por decir algo fuimos interrumpidos por Stan que choco conmigo, al parecer se veía muy desesperado.

- Ten cuidado idiota.

- ¡Craig tienes que ayudarme! - Gritó con desesperación mientras me tomaba de los hombros, miré a Tweek y él tampoco parecía entender qué pasaba.

- ¿Ya te diste cuenta que te gusta Kyle? - Stan me cubrio la boca como si estuviera desvelando un secreto del gobierno.

- Debemos hablar de esto en otro lado. - Definitivamente estaba desesperado ya que sudaba demasiado por doquier.

No sé cómo logró convencernos pero terminamos llevándolo a la bodega del gimnasio, donde habíamos hecho algunas cosas antes de entrar a clases, era el lugar más privado que conocíamos así que no teníamos de otra.

- huele raro aquí… - Exclamó Stan apenas entró.

- ¡N-No es nada! - Grito Tweek totalmente sonrojado.

- Simplemente es una bodega, normal que huela a raro si guardan todos los instrumentos empapados de sudor.

- Ya veo… - Al parecer Stan se lo habia creido y se dejó caer en uno de los colchones de gimnasia con pesadez. - Las cosas no van bien…

- ¿Acaso no la pasaste bien con Kyle? - Al parecer mis palabras le sentaron como una patada en las costillas.

- …

- Anda si no dices nada no podré ayudarte. - Insistí.

- No solo fue con Kyle con quien me senti bien…

- ¿Eh? - Definitivamente había algo que no me contó el pelirrojo.

Con cada palabra que salía de la boca de Stan, me llevaba las manos a la cabeza, definitivamente todo esto de “No homo” se estaba saliendo de control, lo que había hecho Kyle había cruzado la línea al involucrar a su hermano menor pero aun asi, habia algo en la actitud de Stan que me desagradaba un poco.

- Te estas excitando al hablar de eso… - Era obvio que se encontraba excitado ya que tenía una tienda de campaña en sus pantalones. - Te estas quejando de todo lo que paso pero bien que te gusto eso.

- … - Stan se quedó totalmente apenado mientras ocultaba su erección y antes de que pudiera mandarle al demonio, Tweek me tomó del hombro y gire a verle.

- No… es el único… 

- Esto tiene que ser una broma, Tweek. - El rubio también se encontraba excitado y ahora a mi me excitaba verle así.

Sentia que no saldría bien librado de esto, definitivamente esto no saldría bien...intente buscar alguna respuesta sarcástica en mi mente pero simplemente mi voz no se escuchaba y Tweek tenía una mirada algo lujuriosa sobre mi, como si buscara que fuera cómplice de algo.

Yuuki Hachiken

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 110
  • Actividad:
    0%
  • 00
  • Mod del chat y Escritor de Fics
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Firefox 57.0 Firefox 57.0
    • Ver Perfil
    • Pagina de Facebook (Autor)
Capitulo 3: Necesito un cafe cuadruple (Tweek)
« Respuesta #4 : diciembre 20, 2017, 04:01:51 pm »


Pov´s Tweek

Realmente me encontraba caliente, cuando eso pasaba dejaba de temblar y solo me concentraba en lo que podría pasar y esperaba que eso me ayudara a calmar la tensión en mi ropa interior.

- D-Disculpa Craig, estoy siendo egoista.

Craig se quedó pensando un rato en silencio mientras Stan intentaba huir totalmente avergonzado pero bloquee la salida ya que quería saber que podría ocurrírsele a mi novio.


-  Hombre… ¿en serio quieres hacer eso? _ Craig se acerco a mi para chequear que no bromeaba. - Se suponía que ayudaría os a ya sabes quien con esto y ahora parece que le apuñalaramos por la espalda.

Definitivamente no estaría de acuerdo con esto, me moví un poco para dejar escapar al desesperado de Stan pero Craig le tomó del brazo y lo tiro hacia el suave equipo deportivo.

Bueno, cobrare el favor de esta mañana, Tweek.

Craig empezó a desvestirse como si nada y sabía que disfrutaba desnudarle, pero su mirada de enojo evito que me quejara o me quejara en voz alta, simplemente por reacción o enojo infantil tome a Stan y empecé a desvestirle como lo hacía con el, Craig simplemente sonreía de forma desafiante… entonces sería así, un desafío.

Chicos esto es demasiado, paren ya. - Se quejo al instante Stan cuando me disponía a bajarle sus pantalones.

N-No quiero.

Yo tampoco quiero parar, Stan, y parece que tu cuerpo tampoco quiere que paremos .

De esa manera ambos empezamos a atacar a Stan el cual no dejaba de retorcerse por mis geniales besos que evitaban que dijeran “no homo”, por otra parte el tonto de Craig no perdía el tiempo y ya tenia de su cintura para abajo sin ropa, quedandole nada más su ropa interior, mi novio quería retirarsela al instante pero le di una bofetada en la mano en señal de que debíamos hacerlo juntos.

Retiramos la ropa interior con delicadeza como si algo distinto a un excitado pene totalmente duro apareciera, pero la situación de su entrepierna era mas critica de lo que pensaba, al parecer se había venido mucho antes de que intervinieramos…

- Si que eres un degenerado. - No pude evitar decirlo en voz alta sin detener mis besos con lengua.

- Lo dice quien tiene la lengua en la boca de otro. - Gruño en voz baja Craig pero lo escuche bien claro.

- C-Como si tu no fueras menos sin verguenza y no me referia a ti cuando decia degenerado.

- No ho… - Bese con fuerza a Stan de nuevo antes de que tuviera una excusa para relajarse en medio de todo esto.

- ¿Enserio todavía se cree eso de no homo a estas alturas? - Craig le propinó un leve golpe en su erecto pene usando sus dedos. - bueno veamos que tan marica te pones luego de esto.

Sin demorarse demasiado Craig comenzó a jugar con la punta del pene de Stan que ahogaba sus gemidos en mis labios, maldita sea… esto es demasiado excitante.

Se me cruzó otra cosa para mantener la boca de Stan ocupada y con algo de dificultad me quite mis pantalones con mi ropa interior, sobra decir que me encontraba totalmente duro pero logré maniobrar la posición lo suficientemente rápido para meterle mi pene entero en la boca a Stan haciendo que casi se ahogara al intentar decir no homo.

- Ufffffff, por fin puedo hablar tranquilamente. - Respire profundamente mientras veia que hacia mi novio.

No había perdido el tiempo, paso de manosear a Stan a juntar sus penes para masturbarlos al tiempo, Craig seguia con su semblante serio pero me gustaba verle siguiéndome la corriente con este pequeño escarmiento.

- T-Tengo una buena vista desde aqui… - Me quede embobado admirando a Craig y al percatarse de lo que hacia me beso con pasión al instante, claro, ambos no nos deteniamos en lo que hacíamos, yo empujando mis caderas hacia la boca de Stan y él haciendo que se retorciera de placer.

Ambos comenzábamos a subir cada vez mas la vara, Stan apenas podía hablar pero su cuerpo nos decia que queria cada vez mas, Craig duro mucho tiempo preparándolo a pesar de que yo queria metersela con tanta fuerza que recordara todo esto cuando soltara su tonteria de no homo.

- ¿Q-Que pasa Stan?, ya has eyaculado por lo menos dos veces y te tragaste todo mi semen. - Hable en tono burlon. - y ahora estas por chuparsela a mi novio, mira que ni siquiera puedes llevarnos la contraria.

- ¡NO ES DE ESA MA…! ¡AGHHHH!

- Hombre, debiste avisarle que se la meterias.

No le di tiempo para acostumbrarse cuando empecé a embestir su lascivo culo.

- T-Tranquilo Craig, no es tan genial como tu.

Craig disfrutaba de la forzada mamada que le estaba dando Stan pero se noto descontento con mi comentario.

- Sabes Tweek, no se que te pasa ultimamente pero estas muy autoritario. - Oh no…

Inmediatamente mi novio saco su pene de la boca de Stan y antes de que este pudiera decir no homo le lleno la boca con una de sus propias sudorosas medias haciendome sentir algo de asco.

- Creo que cobrare el favor de esta mañana con intereses. - Intente ignorarlo y seguir disfrutando el culo de Stan pero cuando se acercó totalmente molesto, excitado y retirando su gorro sabia que esto se pondría feo para mi. - No te muevas. - Craig empezó a buscar espacio entre mis nalgas, no cedi tranquilamente, a lo contrario, me encontraba moviendome mucho solo para fastidiarle pero solo solo consiguió que no tuviera delicadeza al penetrarme. - Ahora no te quejes…

Craig estaba siendo muy brusco conmigo, lo hacia con mas fuerza que de costumbre… de las raras veces en las que quería ser el activo conmigo, solo lo hacia cuando lograba fastidiarle lo suficiente y eso realmente me excitaba ya que lo hacia con tanta intensidad, además no solo me estaba sintiendo bien atrás, al parecer la situación hacia que el degenerado de Stan apretara aún más mi pene.

- E-Esto es demasiado… - Trague saliva mientras jadeaba. - Bueno….

Sentia que mi mente se perdía en tanto placer, jadeaba, babeaba y sentia que me derretía con cada embestida de Craig que me llevaba a hacerle lo mismo a Stan por inercia, apenas podía sostenerme mientras sentía mis rodillas cada vez más débiles, incluso me atrevería a decir que ya habia eyaculado mientras mi novio hacia conmigo un desastre.

Pasaron largos minutos en los que deje de pelear y maldecir a Craig mientras intentaba disimular lo bien que me sentia, Stan me preocupo por un momento a pesar de que quería darle una lección, crei que se había desmayado pero estaba perdido en sus propios pensamientos, seguro deseando que nos muriéramos y Craig… seguramente me dejo marcas por toda mi espalda y cuello.

Eventualmente todos quedamos exhaustos sobre los colchones deportivos… al menos el interior de Stan se encontraba muy lleno y podría decir lo mismo del mio, no queria decir nada, solo quedarme en silencio observando como “nuestra víctima” todavía esa aspectosa media en su boca, que intente sacar sin éxito.
Craig me ayudo, pasando su húmedo pene por mi espalda dándome un escalofrío pero no tenia fuerzas para quejarme, finalmente retiró la media de la boca de Stan, respiraba con fuerza, seguramente se estaba ahogando…

- Eso…

L-Llegas a decirlo y te aseguro que buscare fuerzas de donde no tengo para rellenarte aún más el culo. - Me queje en voz alta mientras respiraba agitado.

Mejor dicho, te haremos una doble penetracion. - Me quedé aterrado ante la idea, jamas habiamos intentado eso… ojala Stan diga algo estúpido. - Stan espero que entiendas que esto lo hicimos por dos razones, tengo un novio jodidamente insaciable y además toda esa tontería de “no homo” a estas alturas es ridículo.

Pude ver la cara de terror de Stan, seguramente queria decirlo pero pensó en la seguridad de su culo ante todo.

 No… le diran de esto a nadie, ¿verdad?

Gire a verme con Craig y sin decirnos nada, llegamos a un veredicto.

Aunque Tweek no quiere, tampoco deseamos perjudicarte del todo, simplemente ya sal de la estupidez de lo de “no homo”.

Te falto decirle que debería aclarar su situación con Kyle. - Agregue.- no… es una orden o te daremos otra lección.

Si que estas molesto, cariñito. - Craig comenzó a jugar con mis mejillas y solo logro enfadarme más.

¡Ahora largate de una buena vez!

Stan se veía agotado pero se vistio torpemente, se demoro un buen rato pero lo hizo mientras seguía acostado con mi novio… Craig estaba siendo celoso ya que se aferraba a mi como si esto hubiera abierto la posibilidad que Stan se imagine algo mas conmigo, ¿acaso el cree que yo me fijaria en alguien tan tonto?, no tengo idea pero aun asi me sentia comodo.

- Aunque no lo crean… - Stan giró a vernos antes de cruzar por la puerta. - les agradezco mucho todo esto.

Sin mas se fue, Craig y yo pasamos a sentarnos y vernos con algo de sorpresa.

- ¿Acaso por fin entendio? - Pregunto incrédulo Craig.

- D-Da igual Craig, ya ayudamos mucho a Kyle.

- Espera… ¿como sabes que Kyle me pidio ayuda con Stan? - Mierda, hable sin pensarlo antes.

Me mantuve en silencio y me vesti con prisa, maldita sea, no puedo dejar que se acerque tanto a la verdad, Craig intento tomarme del brazo para detenerme pero aun así, forceje y… creo que le lastime sin querer.

- ¡D-DISCULPA CRAIG DEBO IRME!


Salí con prisa, a pesar de que me sentia debil y seguramente seguía lleno… al igual que Stan, intentaba no llamar la atencion pero todos parecían verme mas alterado de lo usual.

Cuando me acercaba a la salida, fui bloqueado por el director PC Principal que me recalco que salir de la escuela estaba prohibido en este instante a pesar de que violara los principios de una persona libre de ir a donde quiera y bla bla bla.

- E-Estoy jodido… - Dije en voz alta con leve suspiro mientras salía a la zona de recreo, donde había muchos niños esperando a que la investigación prosiguiera.

Sabia que Craig me buscaria, seguramente estaba preocupado por mi forma de actuar, pero rogaba que no me encontrara, despues de todo… yo soy el culpable que todo esto empezara, toda esa tontería de “no homo”... como una forma de que todos los ojos de algo tan tonto como mi amistad con Craig pasara a segundo plano.

Pero jamás pensé que una broma tan tonta como un comentario a Clyde, se expandiera de esa manera, creia que solo sería algo efímero, aunque creía que eso pasaria disfrutaba que todas las miradas no se centraran en nosotros y los demás experimentaran lo difícil que podía ser “tratado como uno de los dos niños gays de la ciudad”, pero no, lo vieron como si fuera algo satanizado aunque se chuparan sus penes o tuvieran sexo obviamente gay.

Ahora mismo algunas fujoshis me observaban como si fuera un animal de safari… espero que no sean norcoreanos encubiertos, quizas me estoy dejando llevar pero seguramente si Craig descubre que todo fue culpa mia… terminara conmigo o peor aun.

- No me imagino una vida sin Craig…- Susurre en voz baja.

De repente alguien se sento a mi lado, para mi sorpresa era Kyle quien se mostraba algo pensativo.

- ¿Estas bien Tweek? - Me pregunto con una gran sonrisa.

“Oh claro que si aunque tengo el pene algo entumecido de haberle medido el aceite al chico que te gusta”, seria muy malo de mi parte decir algo asi por muy cierto que sea.

- Creo que las cosas estan algo… extrañas, siento que necesito un café doble o cuádruple para relajarme.

- Dimelo a mi, las cosas en casa están tan extrañas que me cuesta disimular las cosas ante mi madre. - Supongo que refería a lo que paso con Ike…. - ¿quieres volver a casa?, Butters y Kenny encontraron una salida.

- No lo se…

- Si quieres podemos pasar por algo de café en la tienda de tu papá y veras como te relajas un rato. - Bueno seria buena idea seguirle hasta la salida y luego me inventare algo para tomar otro rumbo… queria estar solo la verdad.

Kyle se levanto y me ofreció su mano para ayudarme a levantar, menos mal ninguna fujoshi mal interpreto esto y no demoramos en seguir charlando mientras nos dirigiamos a la dichosa salida.

- Hombre, ¿tienes idea de quien pudo hacerle eso al gordo culon?

- N-No lo se la verdad, pero sabes… creo que se lo merecia, ya estaba siendo insoportable.

- Jajaja la verdad es que si, supongo que te sentiste muy incomodo con lo que hacia.

- No es como si todos con su jueguito de “no homo” sean menos idiotas que el. - Me sincere sin darme cuenta de mis palabras.

- Oh vamos Tweek, se notaba que estabas siendo mas afectivo con Craig en publico. - Kyle me guio cerca a la bodega del conserje que quedaba en una parte algo apartada de la escuela ya que costaba moverse porque la nieve podía llegarnos hasta las rodillas.

- Tranquilo, no es como si te estuviera llevando a una trampa o algo asi. - Eso no me relajaba la verdad…

Finalmente llegamos a la bodega y Kyle toco dos veces la puerta, esperamos unos minutos y no tuvimos respuesta  respuesta, solo se escuchaban unos murmullos y quejidos que se me hacían muy familiares…

- C-Creo que están…

Kyle no espero mas y estaba visiblemente enojado por lo que no me sorprendió que pateara la puerta, pero lo que si me sorprendio fue a ver lo que hacia un par de rubios, Butters y Kenny parecían estar muy sonrojados y se notaba que estaban vestidos de manera extraña.

- ¿¡Cuando pensaban dejarnos entrar!? - Se quejo Kyle. - ¿Además que demonios hicieron?, este lugar apesta a culo mas de lo normal.

- Yo… yo lo siento Kyle, tengo algunos gases y… - Obviamente Butters mentía, pero note algo mas… en su mochila había unas cosas que cualquiera que hubiera visto como estaba Cartman las notaria al instante. - Mejor vamonos ya… disculpa de nuevo, ah si, hola Tweek.

- H-Hola Butters y Kenny. - Al parecer Kenny se dio cuenta de que vi algo que no debía y simplemente sonrió a pesar de que cubria casi todo su rostro con su chaqueta.

Kenny no me quitaba los ojos de encima, caminaba detrás de mi y aun asi podia percibir su sonrisa, era como si fuera un gato, esperando el momento el propiado para atacarme… un gato o un norcoreano… o quizas un gnomo….

- Tweek, ¿donde esta Craig? - Pregunto Kenny sacandome de mis pensamientos mientras Kyle movía unas cosas en el almacén revelando un agujero en la pared que llevaba afuera de la escuela.

- Ah… no lo se…

- Bueno, vamos a ir a jugar un rato en un lugar nuevo que encontró Kyle, seguramente la pasaremos bien. - Murmuró Kenny mientras me abrazaba del cuello con mucha confianza. - Se lo que viste… ni se te ocurra llevarnos la contraria. - Me susurro al oido.

A pesar de sus palabras intente irme pero pude notar como llevaba una especie de navaja consigo y se me helo la sangre.

No tuve de otra, tuve que acompañarlos y me preguntaba si Kyle y Butters sabia porque me encontraba tan tenso.

Caminamos por un buen rato, siendo quizas los unicos chicos que no estaban en la escuela y por suerte los adultos no parecian enterados del porque paso todo eso en la cafetería,  nos demoramos cerca de quince minutos cuando llegamos a lo que parecía ser un walmart abandonado… se suponia que se habia quemado pero teniamos uno ante nosotros.

- Me pregunto cuanto se demorara en llegar. - Exclamó Kyle.

- ¿Quien? - Pregunte bastante intrigado.

- Stan y Craig dijeron que nos verian aqui.

No entendía lo que pasaba a mi alrededor, pero recibi un golpe fuerte en mi cabeza que me hizo desmayarme al instante.



Estoy muy jodido.

Yuuki Hachiken

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 110
  • Actividad:
    0%
  • 00
  • Mod del chat y Escritor de Fics
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Firefox 58.0 Firefox 58.0
    • Ver Perfil
    • Pagina de Facebook (Autor)
Capitulo 5: Retenidos y confrontados
« Respuesta #5 : febrero 27, 2018, 05:40:13 pm »

Todos los chicos se encontraban a la espera de que hacer con Tweek quien había recibido por “accidente” un golpe de Kenny.

- Todavía sigo sin creerte que fue un accidente… - Decía con la voz en alto Craig mientras jadeaba luego de ser detenido por Butters quien defendió a Kenny de una paliza segura. - ¡SUÉLTAME DE UNA PUTA  VEZ BUTTERS! - Grito a todo pulmón al sentirse arrinconado por el rubio.

El rubio dudo un poco pero lo soltó mientras pedía disculpas, creyendo que le había hecho daño, los demás seguían observando en silencio, esperando a que todo se relajara pero Stan y Kyle podían deducir que debajo de todo lo que cubría el rostro de Kenny, había una sonrisa victoriosa y maliciosa.

- ¿Porque mejor nos dices qué hacemos aquí? - Preguntó Kyle bastante harto de verles discutir.

- Bueno…escuche que Craig hablaba en su teléfono de quedar contigo en algun lugar, te estaba buscando por toda la escuela pero…

- Me sorprende que todavía quieras hacerme enojar luego de que te enseñe a no hacerlo. - Contestó tajantemente Craig mientras Stan por reflejo se acariciaba sus nalgas y es algo que Kyle no pudo evitar sospechar, llegando a una apresurada conclusión pero bastante acertada.

- Acaso… ¿ustedes….?

- ¡Oh claro que lo hicieron! - Interrumpió Kenny quien había retirado completamente su chaqueta, quedando en una camisilla blanca y sus guantes. - Como no escuchar los gemidos de Stan mientras le daban por el culo de tal forma, el sonido de sus nalgas al chocar con las embestidas de Tweek y además…

- ¿Cómo demonios te enteraste? - Pregunto incrédulo Craig antes de darse cuenta del evidente enojo de Kyle.

- ¡Kyle tranquilo no es lo que parece! - Exclamó rápidamente Stan quien sudaba frio.

- ... ¡Cállate de una vez!

Y un fuerte golpe hizo eco en aquel antiguo edificio.




Eventualmente, Tweek despertó, cuando unos quejidos de dolor o… ¿placer?, hacían eco en la habitación que no reconocía a primera vista, pero si conocía a quienes estaban jadeando… desnudos, dejándose llevar por una desenfrenada pasión que hasta el reconocía que no tenía con su novio, el dolor de cabeza que le invadía no evitaba que a pesar de seguir algo aturdido y mareado, no quitará la vista de los dos chicos quienes tenían sexo como si él no estuviera en esa habitación.

Se hablaban sucio, se aferraban tan fuerte el uno al otro que se dejaban marcas en la piel, se besaban tanto y de manera tan prolongada que el sabor de la saliva parecía hacer presencia en el paladar de Tweek a pesar de que jamás hubiera imaginado que Kenny y Butters tenían algo, y mucho menos, que hacían esta clase de cosas.

Era sorprendente como Butters, quien parecía el más torpe e inexperto de los chicos parecía ser un pasivo bastante dominante, estando seguro de lo que hacia y marcando el ritmo al esta encima de Kenny quien con su agujereada ropa interior hasta las rodillas estar siendo totalmente cabalgado.

- ¿T-Te gusta asi? - Tartamudeaba Butters sin interrumpir su movimiento.

El lugar no era precisamente una limpio y eso no le importaba a esos dos, Tweek podía oler el claro aroma del semen y como el suelo estaba manchado, a pesar de solo verlos desde atrás, mirando como entraba el pene de Kenny en el culo de Butters, podía saber que más de una vez el pene de este ultimo habia manchado el cuerpo de su amante.

- Tu sabes que si.... “mi mantequilla” - Tweek jamás se espero que Kenny soltara algo tan “dulce” y vergonzoso.

Sintiéndose totalmente apartado de esa escena, Tweek intentó moverse hacia la puerta más cercana, si se le podria llamar asi a una salida que no tenía puerta, por suerte ambos estaban lo suficientemente entretenidos entre sí para darse cuenta.

Tweek apenas reconocía el lugar, era de tarde y aquel sitio parecía estar en ruinas, pero había tanto ruido en el que se esparció eco por los pasillos vacío que le daba algo de escalofríos al rubio.

No dejaba de acariciar su nuca, estaba realmente adolorido… pero lo hacia sin darse cuenta ya que se sentía demasiado nervioso como para ponerle atención al dolor, en su mente solo pensaba en Craig, “¿Dónde estará?”, “¿Estará buscándome?”, “¿Stripe estará preocupado?”, su mente se volvía un una bola de estambre desordenada de tantas cosas, mas que nada pensando en su novio y todo lo que habia hecho, porque sabia, muy dentro de si, que quizas se habia pasado un poco.

“Después de todo yo cree la moda de “no homo” se decía a sí mismo” 

Tweek sentía que se merecía muchas cosas malas por todo lo que hizo a pesar de que solo quería dejar de ser “especial” solo por tener un novio, algo que empezó como un juego pero lentamente se dio cuenta… al igual que Craig, que de verdad se amaban por mucho que discutían a veces y que parecían estar en esa situación de manera forzada… pero aunque sus sentimientos fueran correspondidos, todavía todas las miradas seguían sobre ellos, incluso aunque sólo quisieran jugar videojuegos en paz, podía ver que les observaban por las ventanas de su casa como si fueran animales, como si fueran una atracción turística del pueblo… como si los demás, fueran normales y ellos unos fenómenos.

A pesar de todo eso a Craig le daba igual, él simplemente les sacaba el dedo medio a todos o los ignoraba y se centraba en el, algo que le gustaba, pero Tweek seguia sintiendose fatal, porque quería parar con las charlas incómodas de sexo gay que le daban sus padres casi a diario o el hecho de no tener ni un momento a solas con su novio.

Era un infierno, un verdadero horror ya que aunque quería gritarles a todos que se fueran a la mierda como Craig, simplemente sentía su voz ahogarse, un gran peso en su pecho como si un demonio le estrujaba… una desesperación y miedo que no podía experimentar.


“Puedes hacer cualquier cosa si te lo propones, Tweek”


Eso había dicho Craig antes de que le diera el valor suficiente para romper con el cuando las japonesas decidieron que serían una pareja gay. y recordar esas palabras, lo impulsó para crear aquel extraño movimiento.

Algo tan ridículo y torpe, como decir “No homo” para que los chicos tuvieran la excusa perfecta de sacar su “marica interno” y hacer lo inmoral con otros chicos, cuando era solo una excusa, todas y cada una de las reglas eran estúpidas, decir o hacer aquello antes o despues, seguia siendo igual de gay, ni siquiera esperaba que tuviera éxito pero pasó, y cuando lo hizo, por fin los focos se quitaron encima de ellos, las japonesas estaban confundidas, jamas habian tenido tantos “ships” y simplemente verlas confundidas, le hacia reír por dentro, incluso cuando se peleaban entre ellas por ver cuál pareja era mejor.

Todos ellos si querían hacer algo con algun chico, para empezar siempre lo desearon, solo necesitaban una excusa… pero… ¿y Stan?, el parecía no darse cuenta que más allá de calmar su calentura con su mejor amigo, este realmente quería al judío, aunque no se diera cuenta hasta que tuvo sexo con alguien más.


“¿Entonces esto realmente estaba ayudando a algunas personas?”


- ¿Que ese ruido…? - Exclamó en voz baja al escuchar un fuerte golpe contra la pared.

Parecían ser golpes, el rubio no sabía si acercarse al lugar de donde venían aquellos golpes, pero tenía la intuición de que debía hacerlo…

- ¡YA PARA DE UNA VEZ! - Gritó una voz familiar mientras los golpes continuaban.

Tweek se apresuró a ese lugar, la voz era de Craig y se le escuchaba en mucho pánico, el lugar y la situación no le gustaba para nada…

- ¡NO TOQUES A MI CRAIG! - Grito a todo pulmón abriendo la puerta de una patada.- ¿¡QUE ESTA PASANDO AQUI!?

El rubio quedo perplejo a ver que su novio intentaba detener a Kyle quien se estaba dando fuertes golpes con Stan, Craig parecía estar llorando, algo demasiado extraño para el…

- Qu...¿Que?...

- ¡TWEEK! - Grito su novio mientras se lanzaba a sus brazos. - ¿¡Estas bien!?

Craig no paraba de revisar a su novio como si este acabara de sobrevivir a una explosión, Tweek no podía quitar sus ojos de la terrible escena, antes había visto a esos dos peleando pero esta vez era distinto, parecía que se estaban lanzando cosas en cara del otro y realmente no quisieran hacerlo, pero no paraban de golpear, incluso podía jurar que vio un diente de Stan salir volando de su boca.

- ¿¡ERES UN MALDITO IDIOTA QUE SI ACEPTA HACERLO CON OTROS CHICOS PERO CONMIGO NO!? - Grito Kyle mientras le propinaba otro golpe a la de por sí inflamada mejilla de Stan.

- ¿¡Y TU QUE!?, ¡LLEVAS INTENTANDO HACER COSAS CONMIGO CUANDO SOLO QUERIA PAJEARME CONTIGO! - Esto que dijo Stan se le hizo tan estúpido a Tweek quien solo pudo pensar en “Auch” cuando vio la patada que le dio a Kyle.

- ¿¡TE GUSTA QUE TE COJAN NO!?

- ¡MIRA QUIEN HABLA QUIEN ME HIZO FOLLAR A SU HERMANITO!

Los golpes seguian y se intensificaban cada vez más, Kyle tenía distintos arañazos y su labio roto, a saber cuantos moretones más, Stan tenía su ojo izquierdo totalmente  inflamado, su cara igual y parecía que la piel de sus nudillos se abrían, noto como Craig le tomaba de la mano para que salieran del lugar, pero se mantuvo estático, trago saliva y solamente dijo.

- Y-Yo fui quien… creo lo de “No Homo”... por favor no peleen mas…

Todos se quedaron perplejos ante tal declaración, Tweek solo podía esforzarse por no apartar la mirada del par que peleaban y no soltaba la mano de Craig, a pesar de que este no hacia fuerza para tomar la suya.

- ...Tú… - Susurro enojado Kyle quien parecía acercarse a él con ganas de golpearle.

Craig se puso en medio de él, pero antes de que pudiera pasar cualquier cosa… se escuchó una tenebrosa voz.



Hola chicos… sé que no reconocen mi voz ya que estoy usando algo para que no la reconozcan…


- ¿Y AHORA QUIEN ESTÁ FASTIDIANDO? - Gritó Kenny desde el fondo del pasillo bastante enojado ya que estaba apunto de eyacular y eso le sacó de “onda” - ¿¡UNO NO PUEDE COGER EN PAZ!?

- ¡NO FUIMOS NOSOTROS KENNY! - Gritó Stan quien se ponía de pie como si nada.


Demando algo de atención….


- Tranquilo Tweek… solo necesitábamos sacar un poco nuestro enojo. - Dijo felizmente Kyle quien solo acomodaba su ropa que de por sí estaba muy estropeada.

- Sí… mejor dicho… deberíamos…. -Stan fue interrumpido cuando la voz continuó.


¡QUE ME ESCUCHEN DE UNA VEZ HIJOS DE PUTA!

Todos guardaron silencio al instante, aunque Kenny soltó un claro “come mierda”


Todos ustedes, de una forma u otra, acaban de darse cuenta que no eran muy honestos entre ustedes….

- ¡Me importa un demonio! - Gritó Kenny. - ¡Yo ya sabía de qué iba todo lo de Tweek!

- ¡No lo empeores Kenny! - Exclamó Butters bastante nervioso.


Bueno, agradezcanle al pobre de mierda que ahora solo podrán salir de aquí si todos eyaculan dentro de las personas que consideran más culpables, mínimo deben escoger a tres.... suerte rompiendose el culo entre ustedes, maricas.

- ¿Que…. fue eso?

- Seguro fue el culon.- Exclamaron Kyle y Stan al tiempo.

- No creo….Tweek se pasó con el. - Dijo en voz baja Craig, sospechando de que lo que había hecho su novio.

- Y-Yo no tuve nada que ver con eso…

- Si claro, como tampoco sabías nada de lo de “No Homo” - Continuo Craig.

- Puedo demostrarte que no miento. - Tweek sonó tan convincente que incluso Kyle y Stan quien había estado mirándose el uno al otro de reojo desde hace un rato tuvieron curiosidad.

El rubio buscó en su bolsillo pero se alarmó al no encontrar su telefono, donde tenia unas fotos bastante eróticas suyas que quería enseñarles a Craig como regalo.

- Jesus… n-no encuentro mi teléfono.

- Que conveniente… pero me tomaré la molestia de llamarte para que lo encuentres. - No había que ser un genio para darse cuenta que Craig estaba algo indignado. - ¿Eh? - Craig busco por todos lados su teléfono pero no había ni rastro de él, Kyle y Stan hicieron lo mismo por casualidad, sin éxito alguno, tampoco tenían sus teléfonos.- ¿Que mierda esta pasando?

- ¡KENNY! - Gritó Stan. - ¿¡ACASO NOS ROBASTE LOS TELÉFONOS!?

- ¿¡NO VES QUE ESTOY OCUPADO!? - Grito entre gemidos.

Todos se hartaron de gritar y causar un terrible eco en el edificio abandonado solo para hablar con Kenny, no importaba si alguno de ellos habían visto la escena tan vulgar de sexo que tenían el par de rubios, era demasiado sorprendente verlos rodeados de semen, más que nada porque todos sabían que Butters tenía…. “mucha dotación”.

- ¿Ah? - Exclamó Butters totalmente sonrojado mientras intentaba parar, pero Kenny estaba encima suyo penetrándose con su pene. - Disculpa chicos.

- ¿Así que al final si quieren ver? - Bromeo Kenny mientras observaba de reojo al grupo. - Se que nos dejaron cuidando a Tweek pero es que nos aburrimos.

- Lo siento… - Butters estaba totalmente sonrojado, eso le dio algo de gracia a los chicos porque hacia contraste con lo que hacia, ya que tomaba firmemente las nalgas de Kenny.

- Hagan lo que se les dé la gana. - Dijo Kyle en voz alta intentando hacer la vista gorda al acto, aunque no podía evitar sentirse algo excitado y por lo visto, no era el único ya que algunos lo disimulaban más que otros. - Tenemos que buscar la manera de salir de aquí.

- Perdimos nuestros telefonos… ¿tienen el suyo? - Preguntó tímidamente Tweek.

Tardaron unos 10 minutos en acabar… cuando de nuevo, Kenny y Butters se dieron cuenta que entre toda la ropa que habían dejado por toda la habitación, no quedaba ni rastro de sus teléfonos.

- ¿Estan seguro que no fue el imbecil de Cartman? - Pregunto Kenny bastante enojado mientras se ponía su ropa interior. - Leopold, con un demonio, ponte primero las ropa interior.

- Ya despejamos eso, el gordo de mierda seguro anda en coma o le están dando suturas en el culo.

- Además seguramente estaría todo peor, quien sea es un aficionado, dijo algo tan estúpido como “todos debemos cogernos a tres personas que consideremos los más culpables de entre nosotros” o algo asi.

- Yo no le veo ninguna clase de problema si debo ser considerado “de lo peor” o lo que sea - Kenny se acercó a todos como si les ojeara algo que intentaban esconder. - Después de todo, estoy bastante abierto a cualquier clase de idea y esto… se ve bastante bien. - De cierta forma era algo erótico para los chicos ya que todavía el semen de Butters se escurría a través de sus piernas. - Pero tendran que darme todo su dinero.

- B-Bueno digamos que ya tenemos uno… quedan dos.

- Mi otra condición es que Butters no puede ser escogido como parte de “Lo peor” - Este último se sorprendió con esto ya que de hecho estaba bastante en desacuerdo con lo que haría Kenny, aunque Butters no lo pareciera era bastante celoso y posesivo.  - Tranquilo, esto es solo sexo. - Parecía saber cómo se sentía el inocente rubio al decir esto en voz alta.

- ¿Que tal Tweek? - Se arriesgo a decir Craig -  Después de todo el empezó con lo de “No Homo”

 Tweek se había quedado en shock, su propio novio lo había propuesto pero suponía que se lo merecía.

- N-No… tengo nada en contra… - Dijo finalmente el rubio.


Solo faltaba por escoger uno más, pero los chicos no se ponían de acuerdo, en total silencio viéndose los unos a los otros… ¿Stan?, ¿Kyle?, ¿Craig?...

- Creo que el tercero debería ser…. - Butters tomó la palabra y parecía ser quién condenará al tercero.

Yuuki Hachiken

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 110
  • Actividad:
    0%
  • 00
  • Mod del chat y Escritor de Fics
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Chrome 67.0.3396.99 Chrome 67.0.3396.99
    • Ver Perfil
    • Pagina de Facebook (Autor)
Capitulo 6: El castigo.
« Respuesta #6 : julio 20, 2018, 12:41:46 am »



- El tercero debe ser alguno de nosotros quien pierda en piedras, papel o tijeras. - Condenó Butters dejando a todos en silencio para conocer el “porqué” - Creo que todos somos igual de asquerosos y repulsivos como para que solo tres de nosotros merezca ser “castigado”.

- No digas estupideces - Intervino rápidamente Stan ante la estúpida idea del rubio. - Es obvio que el tercero debe ser kyle, el tiene todos los papeles para que todos le demos por el culo despues de todo lo que ha hecho..

- ¿¡EH!?

- Nada de “¿¡EH!?”, es tu culpa que yo llevara mas alla las cosas y ademas que lo hiciera con tu hermano, y antes de que digan algo de que yo también hice cosas malas, yo recibí mi “castigo” por parte de esos dos - Stan señaló a Tweek y Craig.

- Pues si lo pones asi tiene razon. - Añadió Craig intentando lavarse las manos del asunto, la verdad esperaba no ser quien tuviera que señalar a alguien.

- Bueno entonces supongo que la opción del tercer sacrificado es Kyle. - Dijo sin más Butters.

- ¡Esperen un segundo!

- ¡Nada de esperen un segundo! - Stan empujo a Kyle hacia Kenny que ya llevaba un rato masturbandose y Butters creia que era el unico que lo habia notado.  - Ya quiero irme de esta mierda y metertela de una buena vez.

- Ya déjate llevar, Kyle ~ - Kenny se apresuró a tomarlo del cuello y besarlo para intentar hacerlo ceder. - Se sentirá bien cuando tengas tu cuerpo satisfecho de tanto pene que vas a recibir. - El sinverguenza rubio comenzó a tocar el cuerpo de Kyle y no dudo en invadir sus pantalones con total descaro mientras le mordía una de sus orejas.

Ya más de uno en la habitación estaba completamente duro admirando el espectáculo, pero Craig solo mantenía sus ojos fijados en Tweek, dándole a entender que moviera su culo y comenzará a hacer algo al igual que esos dos.

- ¿Q-Que?

- ¿Qué esperas?, ¿una invitación? - Le regaño al instante Craig.

- No… se que quieres que haga.

- Empecemos con esto. - Kenny se acercó lo suficiente a Tweek sin que este se diera cuenta para bajar completamente sus pantalones con todo y ropa interior. - Anda, no tienes ni un pelito.

- ¡WAAAAH! - Tweek intento cubrirse pero ya todos habían visto lo que tenía para ofrecer y Butters no pudo disimular como centraba su atención en las nalgas del adicto a la cafeína.

Kenny se percató de lo que hacia su semental amante y sin más tomo su mano y la acercó a la nalga izquierda de Tweek.

- ¿Te gusta?

- Eh… no es que …. ah…. - Butters no encontraba palabras pero el bulto en su pantalón revelaba claramente que no podía despegar su mano del trasero de Tweek.

- No pasa nada si te gusta, ademas estamos aqui para divertirnos. - Le sonrió Stan mientras se quitaba la ropa y animaba a los demás a hacerlo.

- Creo que deberíamos escoger por dónde empezar.  - Añadió Craig mientras veía como Kenny callaba a Kyle con un profundo beso y este no se quejara.

- ¿Acaso vas a pedir exclusividad de Tweek? - Dijo en tono de burla Stan.

- No, en realidad creo que empezare por…

- Yo me pediré a Tweek. - Intervino Butters sin soltarle las nalgas al nervioso rubio, tomándolo como si fuera una presa.

Ambos se quedaron sorprendidos porque Butters no solo se estaba desvistiendo, si no también que no dejaba de meterle mano a Tweek quien se veía demasiado nervioso.

- Supongo que iré por Kyle. - A Craig se le vio más enojado que satisfecho con su elección.

-Bueno…

- Parece que tu y yo vamos a divertirnos, Stan. - Stan no pudo evitar dar un pequeño salto al ver que Kenny se encontraba detrás suyo y con muchas ganas de hacer algo, ya que por suerte lo tenía sostenido y gracias a eso no se cayó por tener sus pantalones hasta los tobillos.  - La verdad Stan, me alegra un poco que me escogieras en primer lugar…

- Pero fue porque fuiste el último que quedaba…

- Shhhh no digas nada.

Los chicos empezaron lentamente a tomar un lugar en aquella habitación, quizás algunos más animados que otros, pero quien podría decirse que la tenia mas dificil era Craig, quien tenia que lidiar con Kyle y sus quejas.

- ¡TE DIGO QUE NO PIENSO HACER NADA CONTIGO!

- Callate y encargate de esto. - Craig no dudo en bajar el cierre de su pantalón y mostrarle su pene completamente duro.

-¡Vamos craig, tu tampoco quieres tu! - Las palabras de Kyle se hacian sordas ante Craig quien simplemente le acercaba su pene a la mejilla con total compromiso de que se hiciera cargo de él.

- Di “A”

- ¡Ahor…!- Kyle no pudo terminar de hablar cuando su boca fue invadida por el pene completamente duro de Craig quien una vez que pudo sentirse agusto y antes de que se le ocurriera sacar al pelirrojo se dispuso a empujarlo con sus manos apoyadas en su cabeza.

- Se siente bien, aunque deberías usar menos tus dientes. - Craig giro un poco los ojos al ver como Kyle soltaba algunas lágrimas. - Vamos, ¿de verdad crees que no tengo experiencia con llorones quejosos?

A pesar de todo, Craig intentaba no mirar lo que estaba pasando con Tweek, quien al parecer le costaba mantenerse en el papel de pasivo con alguien tan despistado como Butters quien no dejaba de chupar sus pezones como si este fuera una chica, dejandolo totalmente rojo en dichas zonas, Tweek estaba duro como una roca de tanto juego previo y deseaba en serio que las cosas fueran a algo más, pero no lograba que su voz se calmara y dejara de tartamudear.

- ¿Pasa algo, amigo? - Dijo Butters quien noto que Tweek comenzaba a respirar con más impaciencia.

- …

- Vamos, sabes que puedes decirme lo que quieras, ademas debo cuidar de ti por el momento.

- ….

Tweek dudo un poco pero tomo la mano de Butters y la llevó a su entrepierna sin decir nada.

- ¿Quieres que te ayude con esto?

- Y-Ya callate y… h-hazlo. - Dijo cortantemente Tweek.

Butters estaba a punto de decirle algo positivo pero la verdad esta era la oportunidad para hacer algo más con el, acercarse un poco  y… ¿besarlo?, ¿porque quería besar a alguien que no fuera Kenny?, Butters empezó a sentirse culpable de lo que hacia, aun mas que hace un rato pero su pene estaba completamente excitado y se suponia que debia “divertirse”, por lo que acerco su pene al de Tweek y comenzo a masturbarlos juntos.

A diferencia de Tweek, Butters no tenía problemas en gemir y marcar el ritmo mientras cerraba sus ojos, el chico adicto a la cafeína de cierta manera envidiaba algo de él, esa extraña pureza que mantenía a pesar de que todo a su alrededor fuera tan corrupto, quisiera pedirle su secreto pero sabía que este le responderia con algo tan ridículo.

- Eres tan genial, Tweek. - Decía entre gemidos Butters mientras tomaba su mano derecha para juntarla con la suya y masturbar los dos penes mejor, Tweek no podía evitar comparar tamaños aunque por el movimiento no podía decir con certeza cuál de los dos ganaba, pero eran grandes. - Puedes ser tan atrevido e inteligente como para haber hecho todo ese revuelto. - Esto último lo dijo en voz baja casi como si fuera un susurro y sorprendió mucho a Tweek.

- ¿D-De qué hablas?

- No te hagas el tonto, yo se bastante de planes malévolos y creeme… - Butters le dio una lamida a los labios de Tweek cambiando un poco su sensación de cómo era el bondadoso chico. - ¿No creerás que todo tu plan no tuvo algo de ayuda?

Eso de alguna manera hizo sonreír a Tweek, “Lo sabía…”, se dijo a sí mismo en un pensamiento mientras tomaba algo de seguridad y comenzo a jugar mas con Butters quien casi tenía que recordarle que él era el “dominante” en esta situación.

Kenny por su parte sonrió un poco al darle un vistazo a cómo le iba, pese a que para el Stan estaba siendo muy rígido y eso que ya llevaba un rato intentando de todo, pero parecía más preocupado por lo que hacían los otros que por pasarla bien el mismo.

- Stan…

- ese idiota de Kyle, míralo nada más como es de fácil con Craig… - Hablaba entre dientes el chico de cabello negro.

- Si que eres distraído… - Kenny se hartó de su actitud y lo empujó en dirección a quienes se quejaba, no se dio un golpe tan fuerte pero sí que logró sorprender un poco a Kyle y Craig. - ¿Que?, no me mires así, te dije que prestará atención.

- Kenny… - El chico de ascendencia peruana solo encontró complicidad en los ojos del pobre rubio.

Parecía ser como si pudieran saber lo que el otro pensaba, así que Craig no tuvo nada más que resoplar un poco en señal de que le daba permiso de seguir adelante, mientras ignoraba las peticiones de Kyle y los gritos de Stan, este ultimo quedo acostado mientras Kenny tenía claras intenciones de querer cabalgarlo pero eso no era el problema, lo que le disgustaba es que la cara de Kyle se encontraba muy cerca de la suya, Craig lo puso en cuatro y parecía prepararlo para penetrarlo.

No tenia de otra, debían verse si o si, ya que cerrar los ojos era peor para ellos… imaginarse que los leves gemidos de los dos quienes se combinaban entre los de los demás estuvieran tan cerca pero al mismo tiempo tan lejos.

Pero no podían ser honestos, definitivamente ninguno de los dos querían ceder, a diferencia de sus respectivo culo y pene quienes eran tomados por Craig y Kenny respectivamente, las manos frías de Craig se apoderaban de la cintura de Kyle mientras le penetraba sin parar, apenas tuvo que prepararlo, quizás porque había estado jugando con su culo sin parar mientras se tocaba pensando en lo que hizo antes con su mejor amigo, pero para Craig las cosas estaban siendo bastante sencillas mientras maldecía entre murmullos, Kenny por su parte no dejaba descanso en sus movimientos, hacia que el pene de Stan no dejará de entrar y salir de su culo con fuerza mientras jadeaba con lujuria.

- N-No te imaginas cuantas ganas tenia de esto… - Kenny gemía en voz baja mientras mordía su labio interior. - Siempre había deseado que hiciéramos cosas más “cercanas” ~

- ¿De que estas….? - Stan no podía hablar ya que sus labios fueron sellados por los de Kyle quien tenía su rostro casi tan sonrojado comocabello.

Casi todo el aliento de ambos se perdía, era como si Kyle y Kenny de alguna manera pelearán por la atención de Stan, obviamente Kyle había escuchado lo que dijo su amigo y sintió como si su sangre judía hirviera.

Kenny solo sonrio pervertidamente, pero no aflojó en su deber, aunque no le molestaba decir en voz alta lo mucho que estaba disfrutando el pene de Stan que era un poco más grueso que el de Butters si sentía un poco de vergüenza de casi sentir que era dejado a un lado por un chico que estaba siendo penetrado por alguien más y quien robaba la atención de su “cliente” con besos.

Craig por su parte no podía evitar disfrutar el momento salvo que no había nada de cariño en su trato con Kyle, quien aguantaba lo más que podía las embestidas salvajes que recibía, pero detrás de esto… había una persona bastante dolida con su novio, quien le mintió en su cara con el temita de la dichosa moda de “no homo”.

En un momento giró el cuerpo de Kyle y lo puso en cuatro para meterlo mas profundo, pero su enojo lo llevó a no ser nada delicado con su compañero y cuando este estaba por quejarse por fin, se dio cuenta de que Craig lo había dejado abandonado para su suerte.

Los pasos retumbaban por habitación invadida por gemidos y sonidos de cuerpos chocando, pero Tweek y Butters no se dieron cuenta de lo que se acercaba a ellos, estaban tan metido en satisfacerse el uno al otro que parecían inmersos en su propio mundo.

- ¿C-Craig? -Pregunto Tweek al verlo bastante enojado, más de lo usual viendolo ser penetrado por Butters quien lo abrazaba y separaba sus piernas para penetrarle más cómodo mientras estaba sentado.

- ....

- ¿Estas enoja….?

- ¡Hola amigo! - Saludo con ánimo Butters quien no dejaba de estar dentro de Tweek. - La estamos pasando bien por aquí.

- Eso puedo verlo…

- Tweek es genial y cuando no se pone nervioso, es bastante lindo, ¿no te parece?

- Oh sí, por supuesto que lo es. - Mientras sonreía.

Kenny estaba apunto de ir a intervenir cuando de repente quedó sorprendido al igual que todos ante la respuesta de Craig.

- ¿Te nos quieres unir? - Pregunto animadamente Butters.

- Claro, como puedes ver estoy muy duro. - Craig tomó de la base su duro pene que había tenido actividad con Kyle pero no alcanzó a venirse. - Espero que no sea mucho problema.

- Estoy seguro que de Tweek está alegre de tenerte aquí.

Tweek no sabía qué decir. Todavía se sentía culpable pero se animó un poco al sentir como Butters lo empujaba un poco a dejar de lado las cosas malas.

Sin más, tomo el pene de su novio y comenzó a lamerlo lentamente, para su sorpresa recibió una caricia en su desordenado cabello en respuesta y unas leves lágrimas de alegría recorrieron sus mejillas.

Por otra parte, Stan se encontraba en serios aprietos ya que ahora no sólo tenía que lidiar con Kenny, si no también con Kyle quien se puso encima de su rostro y le pidió que lamiera su trasero, no es como si tuviera otra opción ya que no podía huir a otro lado y no tuvo más remedio que hacerlo aunque se sentía un poco sofocado, estaba seguro que por lo menos ya había eyaculado una vez pero Kenny parecía insaciable y no aflojaba el ritmo ni por un segundo.

- Si que eres energético… Stan…. - Elogiaba entre gemidos Kenny mientras de su interior escapaba el semen de de Stan y eso solo provocaba un poco a Kyle quien en respuesta tomo el pene de su compañero y empezó a masturbarlo con fuerza, Kenny no se quedó atrás y con una sonrisa desafiante también tomó el suyo. - Oh Kyle, ¿quieres jugar? ~


Mientras tanto, lejos de aquel edificio, el hermano de kyle, Ike, se encontraba preocupado porque su hermano llevaba todo el dia desaparecido y al buscarlo en la casa de sus amigos o los lugares que normalmente frecuentaba no obtuvo pista alguna de su paradero, para empeorar las cosas parecía ser que nadie tenía idea de donde estaban.

- ¡YA TE DIJE QUE NO TENGO IDEA DE DONDE ESTÁN!, ¡MIERDA! - Grito Cartman adolorido mientras intentaba apartar a Ike de su cama. - ¡MAMÁ!

Los chillidos del gordo hacían eco en los pasillos pero Ike se había asegurado de bloquear bien la puerta.

- ...T-Todavía no te hago nada…. - Claro que todavía no le hacia nada pero el cuchillo de pirata que tenía en su mano era lo suficientemente filoso para preocupar a cualquiera. - ¿Sabes dónde está Kyle y sus amigos?

- ¡YA TE DIJE QUE NO SE!

- No te creo. - A pesar de ser un niño pequeño, Ike movía con destreza el cuchillo que tenía en su empuñadura la bandera de Canadá. - Definitivamente no te creo.

Cartman no paraba de sudar y el hecho de que apenas pudiera moverse por las lesiones en su culo, lo hacia sentir aún más pánico.

- N-No se quien fue… pero quien me ataco, definitivamente sabía lo que hacia. - Sé sincero Cartman. - Quizás esa persona también le hizo algo a los demás.

- ¿Tienes alguna idea?

- Preferiría encargarme en persona de eso. - Condenó Cartman con un semblante oscuro en su persona. - Pero te daré una pista si juras, hacer lo que te ordene desde ahora.

Ike sintió un gran escalofrío en su pequeño cuerpo que lo estremeció, pero el deseo de ver a su hermano y amigos bien, era mayor a cualquier cosa que pudiera pedirle el despreciable de Cartman… aun así..

- ¿Solo una pista? -  Ike intentó mostrarse lo más persuasivo que podía e intento suponer hasta donde podría llevar las cosas su nuevo “socio” - ¿Por todo lo que recibirás a cambio?

- Ah con que vas con esa actitud… - Cartman se relamió un poco los labios mientras pensaba. - Bueno, pero luego de esto tendrás que darlo TODO cada vez que te pida algo.

Finalmente Cartman saco algo debajo de su almohada y se lo tiró a Ike sin mucho interés.

- Tu decidiras el uso que le des a eso.

En sus pequeñas manos, Ike tenía una nota de amenaza muy clara y explícita que venía firmada por…

- T-Trent…. Boyett…


Mientras tanto, en algún lugar del mismo edificio abandonado donde estaban teniendo su “castigo” los chicos, en una habitación oscura, se encontraba viendo desde el espectaculo dos personas en la oscuridad.

- Ese modulador de voz tuyo no intimida ni un poco. - Se quejó con un tono bastante quisquilloso. - Sabes que las cosas tecnológicas se me dan mejor a mi.

- Vamos, intente hacerlo lo mejor posible. - Dijo casi en un tono de súplica la otra persona en aquella habitación. - Debe ser difícil ver a Stan de esta manera, ¿verdad?.

- Claro que me enoja pero al mismo tiempo me gusta ver algo de buen yaoi.

- “Llaoi”, si que eres una pervertida, Wendy.

Finalmente el rostro de Wendy se  dejó ver una vez que se acercó un poco a la pantalla de la computadora portátil para poder ver a su novio “comiendose” el culo de su mejor amigo mientras se follaba al niño mas pobre de la clase.

- Eres todo un marica, Stan.

Aun asi Wendy no podía evitar sentirse atraída con todo el caos que logró hacer, aunque las sospechas de lo que hacia su “novio” que en realidad era su “ex novio” porque le termino al igual que muchas chicas durante la pequeña “guerra” que hubo entre géneros hace unos meses, sabía que Stan era suyo, por mucho que le terminara o que este le vomitara encima, o le prestara atención a los senos de “otra”.

Pero esto era distinto, le daba celos pero le fascinaba como las cosas se tornaban, aunque estuviera enojada, ella había entrado al mundo del “Yaoi” gracias a que una de las chicas asiaticas de su clase vio por accidente uno de los “fanfics” donde “shippeaba” a Stan con diferentes chicos, pero ahora… era como si sus fantasías se volvieran realidad.

- Pero Stan debería ser el pasivo de Kenny. - Exclamó en disgusto mientras señalaba la pantalla. - Esto no está bien.

- ¿Y qué quieres que haga?, ¿Que los interrumpa ahora?

- Claro que si, idiota, esto no está nada bien, además, ¿“Butters x Craig x Tweek”?, eso es demasiado acaramelado, ¿como es que no están peleando por la atención de Tweek? - Definitivamente Wendy estaba muy metida en esa clase de historias.

- Dios, contrólate Wendy.

- ¡Cierra la boca, Clyde! - Wendy lo empujo con fuerza mientras le dejaba caer al suelo. - Eres una pequeña mierda llorona que simplemente está colaborando con nosotros porque todo el mundo te excluyo de esa modita.

- N-No.. - Sollozo levemente.

- Seguro es porque tienes un solo testículo o porque eres el más gordo después de Cartman.

- ¡ESO NO ES CIERTO!

- Ninguna de las chicas es capaz de verte con nadie, bueno, quizás con Craig hace tiempo porque era muy mezquino pero miralo ahora. - Señaló la pantalla en el momento en que la cámara escondida se enfocó en Craig quien ahora estaba penetrando a Tweek. - El encontró a su media naranja y tu quedaste completamente solo.

 Cuando Clyde estaba por llorar desconsolado ante la presión de Wendy la puerta cedió de golpe y ante ellos se encontraba quien organizó todo esto, Trent Boyett, quien había escapado de la cárcel y no se demoró de ejecutar una venganza lo suficientemente buena como para desquitarse tantos años de frustración.

Wendy y Clyde se quedaron en total silencio mientras la “mente maestra” de todo esto se frotaba las manos con lo que ocurría en la pantalla de la computadora portátil.

- Todavía no puedo quitarme la sensación del culo de Cartman de mi verga. - Exclamó con total asco.  - Veo que todo va bien. - Se deleitaba del éxito de su plan mientras con el pene todavía expuesto se limpiaba los restos de sangre de la punta.

- Vamos, eso no es necesario… - Wendy se tapaba los ojos para no tener que verle “eso”.

- ¿Ahora vas a hacerte la pudorosa?, perra hipócrita. - Alegó Trent mientras seguía con lo suyo y miraba de reojo como Clyde no le quitaba los ojos de encima. - Después de todo has estado viendo una cantidad de porno gay bastante exagerada.

- ¡No es porno gay, es yaoi! - Chilló Wendy ante tal ofensa a ese insulto hacia otra cultura, la cual consideraba maravillosa.

- ¿Acaso te aburriste de tanto ver y quieres hacer algo?, ¿estas mojada? - Trent parecía estar excitado de repente. - Haberle hecho todo eso al gordo estúpido ese no logro satisfascerme para nada, ¿me quieres “ayudar” con esto?

- Para nada… - Contestó con desagrado y apartando la vista.

A Trent Boyett no le importaría tener que “forzar” un poco las cosas pero tenía una mejor idea, más allá de hacer algo predecible o quizás impulsado por lo que vio en la pantalla, decidió ir por otra víctima, que no sabría decir si lo era ya que su mirada, aunque triste o nerviosa, reflejaba deseo, deseo de su gran y sucio pene.

- Clyde… - Trent tomo al castaño gordito del hombro y sin medir más palabras lo jalo consigo a una habitación oscura mientras esté apenas podía sollozar pidiendo algo de clemencia, como si hacer eso pudiera evitar lo que iba a pasarle a su virginal culo.

Wendy solo trago saliva y volvió a mirar la pantalla para intentar refugiarse en aquello que ya no era una fantasía.

Las cosas avanzaban aún más de lo que la “petición” de que todos eyacularan en el culo del otro, al parecer el fármaco que les hizo ingerir Wendy mientras estaban inconscientes se demoró un poco en funcionar pero ahora mismo se había apoderado totalmente de ellos, o mejor dicho, quizás solo dejó salir los deseos y ganas que tenían entre ellos.

Kenny se encontraba totalmente ocupado, por así decirlo, ya que su boca se encontraba ocupada con el pene de Butters, mientras era penetrado por Craig y su pene estaba ocupado dentro del culo de Kyle.

Por otra parte, Stan se encontraba metiéndosela a Tweek con el que de alguna manera se sentía incómodo al sentir su gran pene frotandose con su abdomen, debido a la posición en la que estaban.

- ¿Como todavía sigues tan apretado? - Stan estaba bastante sorprendido ya que a pesar de que todavía quedaba rastro del semen de Craig y Butters dentro suyo, Tweek definitivamente no aflojaba ni un poco.  - Se siente muy bien…

Tweek no podía dejar de gemir una y otra vez mientras se sentía totalmente extasiado, perdido en su caliente cuerpo que parecía ser una prisión reconfortante, Stan no dejaba de chupar sus pezones como si de ellos fuera a salir algo y su cintura no dejaba de moverse sin cesar, puede ser que hubiera elogiado lo estrecho que podía estar, pero él también merecía elogio por su resistencia.

Todos los chicos habían perdido un poco su sentido de la realidad, no sabían ya casi a quién estaban besando, quien les tocaba su cuerpo o incluso a quien estaban penetrando o quien les penetraba.

Los minutos parecían horas y las horas días, el calor de la habitación solo incrementaba mientras sus cuerpos sudaban a todo dar, más de uno de ellos pensó que morirían por tanto placer, sobre todo Kenny, pero todos querían más… y sentían que aunque sus cuerpos comenzaban a pedir un descanso, pero cuando los “juguetes” que tenía Kenny y que cargaba Butters en su maletin escolar.

- ¿Qué es esto? - Preguntó Kyle quién se encontraba de rodillas luego de no poder sentarse bien luego de que ya casi dos personas se corrieran dentro de él. - Parece la punta de una flecha, pero… distinta.

Kenny tomó aquel objeto y con un rápido movimiento lo metió en el orificio de su culo, haciéndole sentir como si tuviera un pene dentro pero… toda la presión enfocada en el aro de su ano.

- Agh…. qué es esto, se siente como si pudiera cagar pero no p… pudiera…

- Esto se ve interesante. - Craig se mostró interesado y no dudo de acercarse hacia Kenny quien sentía que ambos de cierta forma estaban en “la misma página”.

- ¿Quieres probar alguno? -  Kenny le enseño que tenia de todo tipo de cosas, desde dildos de distintos tipos, anillos retardantes, lubricante (que bien pudo servirles antes) y distintos tipos elementos que la verdad parecían sacadas de la casa del señor Esclavo.

- Este me interesa.

- No me esperaba que te interesara algo así ~

- Bueno, yo no me esperaba estar en una situación así. - Craig sonrió un poco mientras jugaba con aquel artículo entre sus dedos.

Finalmente Craig se acercó a Kyle y sin que este se diera cuenta hasta que fue muy tarde, le puso un collar de perro en su cuello.

- Miren nada mas la linda perrita que tengo.

- ¡He...y…! - Kyle estaba tan cansado que no podía defenderse.

- Vamos a dar un paseo. - Sin mas jalo la correa en dirección a donde este quería que fuera, quizás le jalo un poco fuerte ya que lanzó un pequeño quejido.

Los demás estaban un poco distraídos y apenas notaron lo que estaban haciendo ese par por los que ignoraron sus presencias hasta que llegaron a donde Butters quien tomaba un descanso luego de haber tenido que rellenarle aún más el culo a Kenny hace un rato.

-  ¿Que bebes? - Pregunto Craig intrigado por el extraño jugo que bebía el rubio.

- Ah es jugo de tomate, Kenny dice que es bueno para… - Butters se sonrojo hasta las orejas de repente y apenas podía pensar si decirlo o no. - ¿Eh?, ¿¡KYLE!?

- Shhh baja la voz. - Aunque decir eso no ayudaba para nada a Kyle ya que todos se giraron a ver qué pasaba. - Mierda.

- Anda Kyle, te ves algo distinto… - Stan no dudo en acercarse y examinarle completamente con la mirada aunque se atrevió un poco a acariciar su espalda. - Pero te ves muy lindo…

Kyle se sonrojo por lo que comentó Stan, mas aun que el estar en cuatro “patas” y tener una correa de perro en su cuello… y algo “atorado” en su culo.

- Hey Craig, no deberías hacerlo caminar asi por aqui, se esta lastimando sus rodillas. -

- No seas tan marica, Stan.

- La verdad, me da igual si esto es marica o no pero es normal que me preocupe por mi… - ¿Acaso estaba por decir lo que Kyle había soñado por tanto tiempo…? - Mejor amigo….

El pelirrojo se decepciono un poco pero las caricias y lo preocupado que se veía Stan le transmitia algo distinto, como si de verdad le hubiera dicho “novio” en lugar de mejor amigo, lo hizo sentarse con cuidado y revisaba las heridas de sus rodillas mientras intentaba sacarle aquello que tenía en su trasero con cuidado.

- Yo me encargare de esto. - Stan tomó control de la correa que tenía Craig quien sintió que le quitaban toda la diversión. - Pero esto es problemático…

- ¿Ya te diste cuenta?

- Si, ¿Kyle como es posible que el único a eyaculado dentro de ti sea Kenny y ninguno de nosotros quienes se supone que debieron ser los primeros? - Stan se vio un poco enojado mientras jalaba un poco la correa. - ¡Debemos solucionar eso!

- Butters, no intentes escapar. - Craig tomó a Butters de la mano antes de que este pudiera salir de escena. - Debemos ayudarle a sumar algunos puntos.

- ¿N-No seria mucho para el? - El rubio se sentía bastante nervioso por lo que le pudiera pasar a Kyle.

- A tu pene parece no importarle eso. - Stan señaló lo duro que se encontraba su pene de quizas solo imaginarse cómo deberían ayudarle. - Pero cómo lo haremos….

- Tengo una idea. - Dijo Craig.

Al final termino Stan debajo de Kyle mientras Butters estaba parado encima suyo, dándole un saludo desde arriba mientras este no tenia de otra que verlo desde ese peculiar ámbito, Craig sorprendió un poco a Stan ya que tomo su pene como si nada y lo ubico en la entrada del culo de Kyle quien estaba jadeando desde hace un rato.

- ¿Te vas a quedar por fuera? - Preguntó Stan a Clyde.

- Tu tranquilo y sigue adelante.

Sin mas, Stan comenzó a penetrar con sorprendente facilidad el interior de Kyle que se sentia muchisimo mas caliente que la última vez que tuvieron sexo, incluso su respiración era más fuerte y de alguna manera, sentía que no apartaba su vista de el a pesar de que tenia los ojos cerrados mientras atendía el pene de Butters quien no dejaba de gemir al punto en que le fastidiaba un poco, pero no pudo quejarse, ya que no podía dejar de disfrutar el interior de su amigo el judío.

- Maldita sea Kyle eres tan bueno… - Finalmente lo dijo sin poder evitarlo ya que estaba hasta babeando de placer. - Creo que voy a… - De repente, el placer se detuvo ya que Clyde saco su pene del interior de Kyle. - ¡HEY!, ¡¿QUE CARAJOS HACES!?

- Tranquilo, solo te doy un respiro. - Y sin más Craig ocupó el lugar de Stan en el trasero de Kyle quien no estaba muy feliz con ello ya que estaba por eyacular. - Tienes razón, esto si que esta muy bueno…

Quizás por lo humillado que se sentía, Stan se atrevió algo que quizás lo llevaría a recibir un golpe directo en la cara, pero daba igual, todo estaba permitido.

Stan empezó a tocar el pene de Kyle mientras con su otra mano pellizcaba sus pezones de una manera bastante fuerte.

Kyle al principio no reaccionaba como él esperaba pero no tardó mucho a mostrar algunos espasmos, finalmente cediendo su cuerpo y dejándose caer encima de Stan quien casi pierde el aire.

- Si que son tal para cual. - Craig intentaba desviar la atención del hecho de que por la sorpresa y el que Kyle estuviera apretando cada vez más sin razón aparente termino eyaculando. - Bueno iré a ver que hace Tweek.

- Creo que quizás deba irme con el. - Butters estaba intentando huir de nuevo pero Craig le miró con una mirada de enojo tan pronunciada que prefirió dar dos pasos atrás y quedarse.- Lo siento… no tengo de otra.

Stan y Kyle se quedaron viendo un poco la situación antes de verse el uno al otro en total silencio, intentando formular lo que de verdad deseaban decir el uno por el otro.

- Si quieren mi opinion… quizas solo deben besarse y ya. - Expreso Butters quien la verdad llevaba un rato viendo la situación de ese par. - B-Bueno no se, yo haria eso…

- Solo dices eso porque quieres tu turno. - Kyle y Stan le respondieron con algo de desprecio ya que su enorme pene apenas hacia contraste con las cosas tan “lindas que decía”.


Por otra parte, Ike se encontraba a las afueras del edificio abandonado, intentando no llamar la atención de nadie y menos de aquellas cámaras que parecían estar mal conectadas, ¿quizás alguien llegó primero que el?, imposible, Cartman parecía ser el único en saber que quien estaba detrás de todo esto era Trent Boyett, pero aun así, todo estaba hecho de una manera tan elaborada que no era propia de un chico violento y mal hablado que solo pensaba en causar el mayor daño posible.

Ike avanzó con miedo, pero con determinación en su corazón, quizás su hermano había hecho cosas indebidas con el pero… aun así era su hermano y quizás luego pueda pedirle cosas a cambio de que su madre no se enterara de lo que hizo.

El pequeño revisó los pisos superiores, hasta el tercero, donde estaba bloqueado y podía escuchar algunas voces familiares haciendo unos sonidos obscenos, Ike se sintió algo emocionado porque creyó escuchar a su hermano, pero se mantuvo en silencio porque seguramente los estaban observando con cámaras, como no tuvo de otra que volver, bajó las escaleras hasta escuchar unos gritos.

- ¡AGHHHH! - El grito hizo eco en el primer piso, cerca a las escaleras del sótano, Ike no había pasado por ese lugar ya que se encontraba totalmente oscuro.

Se acercó con cuidado y precaución, un poco más tranquilo ya que sabía que su hermano y amigos se encontraban más arriba, pero aun así, la presión en el lugar se sentía demasiado tenso, su corazón palpitaba con fuerza, ya que sentía como si hubiera un animal salvaje comiéndose a una pobre presa en aquella habitación sin puerta, dio un vistazo, con total cuidado dio un vistazo a lo que ocurría.

-  ¡Asi es como te gusta, pequeña puta!

Al parecer un chico estaba siendo severamente violado por un chico mayor que el, Ike solo dio un vistazo pero le pareció… que al menos uno de los dos lo disfrutaba… y no era precisamente el chico grande el cual dedujo que era Trent Boyett.

Por otra parte… en las escaleras que llevaban al sótano había unos cables y estos estaban conectados a un generador eléctrico portable que se encontraba en una de las oscuras habitaciones donde había gasolina para abastecerlo de energía.

Ike pensó en un momento que hacer, si hacia cualquier cosa errada podría terminar muerto, o peor, deseando querer estar muerto, por lo que le tomó más tiempo de lo necesario tomar una decisión.

Finalmente terminó con un galón de gasolina en sus manos, luego de empaparlo por doquier por los alrededores del edificio mientras se escondía, pensó que lo mejor sería crear una distracción pero… ¿los chicos si podrían salir a tiempo?, quizás estaban golpeados o heridos, por lo que no podrían huir a tiempo… y además, el tercer piso estaba completamente bloqueado por una cerradura eléctrica.

- Hey, “compañero”

- ¿¡CARTMAN!? - Ike no se creía lo que veía, el gordo de mierda estaba detrás suyo, descalzo, solo usando una pijama y con unas muletas, además de estar cubierto por vendas. - Como es…

- Baja la voz de una vez o nos van a descubrir… mira, es obvio que no estoy bien pero se que me necesitas para esto…  - Cartman se veía de cierta manera bastante sincero pero al mismo tiempo Ike sabía que era en esos momentos cuando era más peligroso. -  Yo también te ordeno que me necesites.

- … Supongo que no tengo de otra.  - Ike trago un poco de saliva y finalmente preguntó. - ¿Que tienes en mente?

- Traje un camión de bomberos y tu ya hiciste lo demás. - Contestó como si nada mientras bebida algo de una cantimplora. - ¿Quieres?, es agua de jamaica de Casa Bonita.

- Espera… que acabas de traer un…

- Maldita sea Ike, solo lo tome y ya, creeme que sin esta mierda no saldremos vivos. - Refunfuño Cartman mientras sacaba una cuerda, globos y un encendedor. - No tenemos mucho tiempo, tan pronto el fuego se propague lo suficiente para llamar la atención de “ellos”, tendremos que actuar y tu subiras esa escalera.

- ¿Que?

- La escalera del camión...-  Cartman le habló en un tono lento. - Obviamente yo no puedo subir y alguien debe conducir eso.

Cartman termino de hacer una pequeña trampilla donde el calor del encendedor iría lentamente explotando los globos y así caería en un determinado tiempo, dándoles el suficiente para poder ubicarse.

Mientras tanto,  Stan, Tweek y los demás chicos estaban tirados en el suelo,sudando sin parar y sintiéndose totalmente agotados, apenas podían mantenerse despiertos despues de que el efecto de la droga pasara y sus cuerpos recibieron todo el castigo de lo que habían hecho, Wendy sintió con certeza que habían roto cualquier expectativa, incluso quienes no debían ser “ukes” lo fueron al final.

Pero algo no olía bien...literalmente, apenas se daba cuenta que el sótano se estaba llenando de humo.

- ¿¡QUE MIERDA ESTA PASANDO!? - Grito en desesperación por un instante solo para cubrir su nariz y boca. - ¡TRENT, NO ME DIGAS QUE TE EXCITA QUEMAR VIVA A LA GENTE!

De repente se escuchó el sonido de un camión de bomberos, que era conducido torpemente por Cartman quien incluso llegó a chocarlo un poco contra la pared del edificio luego arrollar a lo que parecia ser un vagabundo y unos arbustos.

- ¡TEN CUIDADO! - Grito Ike mientras se aferraba con lo que podía al camión luego de aquel choque y esperaba a que Cartman activará las escaleras, pero algo pasaba con él ya que parecía no moverse. - ¡Vamos!

Los chicos quienes se encontraban confinados alcanzaron a despertar por el estruendo pero aun asi se sentian muy débiles como para reaccionar “animadamente” luego de todo aquello, pero el olor del humo alarmó lo suficiente a Tweek para que diera un salto, de una manera no literal, en sus estándares de alerta.

- ¡C-Chicos! - Tweek comenzó a buscar su ropa en el suelo mientras intentaba despertarlos a todos pero solo consiguió ver como el semen corría por su pierna una vez que miro abajo. - ¡MALDITA SEA, QUE DESPIERTEN!

Las cosas ya de por sí eran lo suficientemente tensas como para hacer sentir asfixiado al rubio, pero para su sorpresa no pudo evitar gritar una vez que un extintor rompió la ventana y eso finalmente hizo despertar a los demás, sobre todo a Kenny ya que el objeto cayó cerca a su cabeza.

- Pero que… - Antes de que Kenny pudiera maldecir, una escalera se abrió paso por la ventana y no tardó en asomarse por ella, el hermano menor de Kyle, Ike, quien la verdad parecia mas asustado que ellos por lo que ocurría.

- ¡BAJEN POR AQUÍ, NO TENEMOS MUCHO TIEMPO! - Grito el pequeño quien tenia lagrimas en sus ojos, quizás por el humo o por alguna razón que los chicos no entendían.

- Debemos tener cuidado, este vidrio roto se ve bastante mal… - Señalo un agotado Kyle quien intentaba vestirse lo mas rapido que podia.

Los desnudos muchachos comenzaron a abrirse paso por la ventana, con cuidado ya que había muchos pedazos de vidrio, pero por eso mismo, Kenny dio unos pasos atrás cuando por fin fue su turno, Butters se percató del miedo de su “amigo” e intentó acercarse a él.

- Vamos Kenny, no tenemos mucho tiempo.

- No… no entiendes, debemos estar al final de una loca aventura y es ahora cuando seguramente algo “accidental” pasara y yo… - Kenny quien se encontraba en ropa interior se sentó en el suelo sintiéndose impotente mientras tocia por el humo.

- S tu no vas, yo me quedare contigo. - Butters atravesó la ventana de vuelta aunque se cortara en el proceso y se sentó como si nada a su lado a pesar de las múltiples protestas del pobre chico.

- ....

- …

- ....

- ¿Te he dicho que eres un manipulador de primera? - Rompió finalmente Kenny el incómodo silencio.

- No, pero no te manipulo… y si alguien manipulo aquí a alguien fuiste tu a mi por hacerme sentir de esta manera y luego me pides que te deje atrás… - Butters apretó los puños mientras sollozaba un poco, por suerte no miro el rostro de Kenny quien tuvo que ponerse rápidamente su capucha para que no viera su sonrojado rostro.

- Ya vámonos… - Kenny se levantó sin ver a Butters intentando verse lo más serio posible sin mucho éxito ya que no tenía los pantalones puestos.

- Gracias Kenny. - Butters tomó la mano de Kenny sin más, pero haciendo sentir un poco comprometido a este último a cruzar sí o sí la peligrosa ventana. - Vamos, confia en mi.

- Ya callate.

Justo cuando Kenny cruzaba la ventana, la puerta que los contenia se abrió violentamente y de la oscuridad del humo, se podía ver una gran figura que helo la sangre de Kenny y Butters.

. Tre….

Antes de que aquel grandulón se acercara violentamente a Kenny, Butters logro jalarlo pero lastimando un poco su pierna derecha en el proceso con un vidrio muy grande y afilado que había en la ventana, quizás lo hizo por instinto o miedo, pero el impacto de Trent Boyett parecía el de un animal salvaje, sin importarle el vidrio roto o el que quizás se hizo más daño a él mismo al subir hasta el tercer piso luego de que todo el edificio se llenaba de humo, pero todo le importaba una mierda.


La mayoría de los chicos habían bajado por la escalera, salvo al par de rubios quienes se balanceaban por la inercia del jalón de Butters y luego el empujón del impacto de Trent Boyett quien desbalanceo la escalera.

Ike se apresuró hacia el asiento del piloto, de donde tuvo que mover a Cartman ya que se encontraba inconsciente por el choque y prosiguió a acelerar lo más que pudo aquel pesado vehículo, con esperanza de que todos pudieran sostenerse mientras se alejaban de aquel lugar o que no chocaran con algo porque el no podia ver muy bien hacia donde estaban yendo.

Las sirenas sonaban a lo lejos… pero no tenían tiempo para quedarse a ver todo el ajetreo que ocurriría en aquel misterioso incendio.







Finalmente,

1 mes habia pasado luego de aquellos hechos.



Las cosas seguían iguales, más o menos.


- ¡Hey Kyle!, buenos días. - Saludo Stan animadamente a su amigo quien lo esperaba en la parada de autobús. - Te ves genial hoy.

- Gracias Stan, tú también… - Kyle no pudo evitarlo y beso los labios de Stan que se encontraban algo fríos por el clima. - Jaja, disculpa, me deje llevar.

- Yo también…

- ¡Oye no me toques el trasero! - Protesto el pelirrojo al darse cuenta que su amigo había metido su mano izquierda en su bolsillo trasero. - Podría vernos alguien...

Stan miró de reojo a Kyle y sonrió pícaramente.

- ¿Y que?


Quizás algunas cosas habían cambiado…


- Que lindos se ven los novios ~ - Cartman hizo acto de presencia interrumpiendo la escenita de Kyle y Stan. - Al final Tweek y Craig no son los únicos maricas oficiales que no siguen lo de “no homo”.

- Hola Kyle. - Saludo Ike quien últimamente se la pasaba todo el tiempo con Cartman, obviamente esta situación sacaba de quicio al judío. - Hola… Stan…

Stan noto por un segundo una mirada de lujuria en el pequeño que al parecer solo capto el.

Al final Butters y Kenny llegaron, por caminos separados pero casi al mismo tiempo, cuando uno vio al otro, desviaron la mirada, Kenny saludo de forma seca a todos sin siquiera verles y Butters no podía disimular su tristeza.

Ninguno de los presentes tuvo el valor de preguntar que paso, pero parecía que las cosas entre ese par no iba nada bien.


Cuando subieron al autobús y dejaron a Ike atrás, al sentarse los chicos no se tardaron en darse cuenta que realmente nada había cambiado con lo del “juego” de “No Homo”, la mayoría de los chicos seguían haciendo uso de las reglas y de las ventajas de seguir en ello.

Las cosas no mejoraron al llegar a la escuela, Tweek y Craig pasaron al lado de ellos tomados de la mano como siempre mientras Butters se apresuró a ir con ellos, haciendo sentir a todos incómodos, salvo a Cartman quien no dejaba de comer como cerdo.

Quizás las cosas, podrian dar un curso distinto a la normalidad, o quizás no.



Pero eso ya es historia para otro dia.

Finalmente relato Wendy en su reporte al círculo “Fujoshi” de la escuela.

- Las cosas marcharon mejor de lo esperado. - Dijo una chica en la oscuridad. - Muy buen trabajo hermana, quizás ahora por fin tengamos nuevos “shippings”.

- ¿Alguna noticia de Trent Boyett?

- Nada nuevo, volvió a prisión luego de cumplir su función, la policia actuo como si él fuera un negro. - Expresó Wendy entre risas.

- Eso no está bien, jovencita, el departamento de policía de South Park se toma en serio su labor ante las amenazas. - El jefe de policías apareció apenas siendo cubierto por una pequeña túnica.

- ¿Me repiten porque tenemos tantas “hermanas” peculiares? - Pregunto Wendy mientras giraba los ojos.

- Somos abiertas a la diversidad. - Respondió un hombre de entre las personas que se ocultaban en la oscuridad.

- ¿Qué ocurrió con Clyde?

- ¿A quién le importa Clyde? - Cortó rápidamente el asunto.
Finalmente, las luces se centraron en el podio con forma de F que se encontraba más alto que todos los asientos presentes, una figura imponente se mostró ante todos, con un antifaz para proteger su identidad pero con un atuendo alrededor de su muñeca que demostraba su gran prestigio dentro del “Círculo Fujoshi”, los dedos se movieron con pasión, como si estuvieran encendidos por el labial mal dibujado en los bordes de esos dedos que simulaban una boca, para finalmente exclamar.


- Debemos seguir moviendo los hilos de todo esto, la mercancia se a estado vendiendo muy bien, pero necesitamos mejorar cada vez más para mantenernos frescos. - Sus ojos vacíos, casi como si fueran falsos demostraban una pasión que sus “hermanas” adoraban. - Somos fuerza, somos poder, somos quienes deciden la homosexualidad de cada quien.

- ¡Viva Jennifer Lopez!

- Si que son imbéciles… digo, virtuosas, muy inteligentes.- La líder con forma de mano se desvaneció en la oscuridad una vez que las luces se apagaron.

Y al encenderse, se pudo apreciar que no sólo había niñas en aquel grupo, si no hombres y mujeres adultas de toda clase quienes apenas podían cubrirse con el manto que cubrían naturalmente a las niñas.

- Esto se pondra interesante… - Susurró Wendy mientras revisaba las redes sociales y los perfiles de todos los de la escuela.



¿Quizás las cosas se pondrán peor?